Avisos

Xiaomi Black Shark 2 Xiaomi Black Shark 2

Respuesta
 
Herramientas
  #1  
Viejo 31/05/19, 10:11:23
Array

[xs_avatar]
jorge_kai Hombre jorge_kai no está en línea
Administrador de HTCMania
 
Fecha de registro: abr 2007
Localización: Madrid
Mensajes: 119,878
Modelo de smartphone: Samsung Note 9
Tu operador: Pepephone
noticia Análisis del smartphone Black Shark 2

Análisis del smartphone Black Shark 2



Teníamos muchas ganas de echarle el guante a este nuevo Black Shark, segunda edición del smartphone gaming de la empresa subsidiaria de Xiaomi. El anterior se presentó en abril del 2018 y este, si no recuerdo mal, en febrero de este año. Nos encontramos ante un smartphone renovado, tanto por fuera como por dentro, con un hardware realmente puntero a un precio muy competitivo. Obviamente, para que este Black Shark 2 te resulte interesante deben gustarte los juegos en los móviles, de otro modo, seguramente haya otras soluciones más acordes con tus necesidades.

Vamos a verlo.



Esta es la caja del producto.



La ficha de agradecimiento por aquí...



... y el smartphone. Se siente muy compacto en la mano, a pesar del gran tamaño de su pantalla. Eso sí, resbala y bastante por su parte trasera, al menos cuando lo coges con una sóla mano (con dos en horizontal es otra historia).



Hay muchas cosas que llaman la atención en este terminal. Lo primero que tengo que decir es que, a pesar de ser un móvil gaming con muchas referencias a este mundo, no resulta aparatoso ni estridente. Aquí también tenemos algunas luces LED y colores, pero no resulta para nada exagerado. El móvil me parece elegante, tanto que sin esas luces que comento, podría pasar por ser un terminal de los de toda la vida. No es especialmente pesado ni especialmente grueso, aunque sí algo más que el smartphone tipo que todos podemos llevar encima. La primera impresión es, por tanto, muy buena.

Vemos en el frontal es un par de altavoces, uno en cada extremo de la pantalla, que proporcionan un sonido estereo interesante, luego hablaremos de él. También nos llama la atención ese bisel verde que recorre todo el frontal. A diferencia de lo que estamos acostumbrados a ver hoy en día, aquí no tenemos una pantalla infinita, con su notch o su agujero, sino algo más tradicional, con sus estrechos bordes laterales y algo más gruesos en la parte superior e inferior. Seguramente el hecho de querer poner dos altavoces haya influído en tomas esta decisión. A mi al menos no me disgusta no tener notch aquí.



El cuerpo es de policarbonato, aderezado con algunos biseles de alumino y algo de cristal en su parte trasera. Si nos fijamos en el lateral derecho vemos un par de botones. El primero de ellos, más arriba, es el que activa el modo juego del aparato (llamado Shark Space). Es un botón que se desplaza arriba y abajo y como veis, tiene también un poco de aluminio verde alrededor. Algo más abajo, el más tradicional botón de encendido. Si vamos un poco más abajo todavía, veremos una tira LED que podremos configurar para que se ilumine en según que circunstancias (también sirve de led de notificaciones).



En el lado opuesto encontramos otra tira LED gemela.



Aquí la tenéis, debajo de los dos botones de volumen. Tanto este botón como el que vimos anteriormente de encendido, tienen un tacto y recorrido perfectos.



No tenemos nada destacable por la parte superior...



... y abajo, sólo el puerto de carga USB Type C y el slot para las SIMs (ojo, no admite microsd). No tenemos jack para los auriculares, aunque espacio a priori parece que hubiera habido. Tendremos que acostumbrarnos a esto.



Veamos la trasera. No se ve nada mal. Una gran letra S preside la parte central, y alrededor, una zona de cristal que proporciona algo más de sofisticación a esta parte del teléfono.



La letra S que vemos se ilumina también, del color que nosotros queramos.



En la esquina superior izquierda tenemos la doble cámara, de la que luego hablaremos.



Sobre el peso, son 208 gramos. Un peso más elevado que otros smartphones con la misma pantalla, pero para nada exagerado.



El grosor alcanza los 9.5 mm.



Veamos alguna foto más.







Nos encontramos, en definitiva, con un smartphone de buen aspecto, si bien, como comenté anteriormente, está claramente orientado al usuario que quiere jugar con él de manera intensiva. Sus LEDs de colores se presentan en su justa medida, para resultar un terminal elegante y a la vez, moderamente discreto.

Vamos a encenderlo.

Tenemos una pantalla AMOLED fabricada por Samsung, de 6.39 pulgadas y resolución 2340x1080 px, lo que proporciona 403 ppp. La resolución de aspecto es 19,5:9. No he encontrado el dato, pero es de esperar que haya protección Gorilla Glass 4, al menos.



La pantalla se ve excelente, con unos colores saturados y un gran nivel de brillo, lo que ayuda a que se vea correctamente en ambientes luminosos.



Tal y como vimos anteriormente, no tenemos notch ni nada que se le parezca, la pantalla aquí es más tradicional. Con todo, los marcos son bastante estrechos, sobre todo, claro está, los laterales.



Por supuesto la visualización es perfecta desde cualquier ángulo.



El dato del refresco de la pantalla es bastante relevante en un aparato destinado a auténticos gamers. Aquí el fabricante ha sido algo conservador, con una tasa de refreso de sólo 60Hz. Podríamos debatir sobre la relevancia de este dato en los juegos y si realmente se nota tanto. En mi opinión, en según qué juegos, sí se puede percibir una tasa de refresco superior, mejorando así la sensación de uso. Aún así, 60Hz está bien. Donde sí se ha hecho un esfuerzo importante es en la tasa de muestreo del panel, donde se alcanzan los 240Hz. ¿Qué quiere decir esto? pues digamos que se lee más veces y más rápido dónde pulsamos en la pantalla, mejorando así la respuesta de nuestros movimientos. Como digo, esto sí resulta muy interesante, sobre todo en juegos donde el éxito o el fracaso pueda depender de apenas décimas de segundo.





Ninguna queja por tanto en la pantalla, que resulta verdaderamente de calidad y creo que a la altura de lo que podríamos pedir en un terminal de estas características.

Turno para hablar de hardware, algo donde sin duda, el BS2 va sobrado. Esto es gracias a contar con el procesador más rápido del mercado actualmente, el Qualcomm Snapdragon 855, a una velocidad máxima de 2.84Ghz, junto con una GPU Adreno 640. Este terminal tiene 8GB de RAM y 128GB de almacenamiento, aunque hay disponibles otras configuraciones (12GB/256GB). El rendimiento es asombroso, como era de esperar, dudo que haya ningún juego en este momento que pueda ir lento en este terminal.

Este es el resultado del test de Antutu, como veis, supera con creces los 360,000 puntos.



No podía faltar tampoco el test de Geekbench...



Y este es el resultado de la ejecución de la herramienta CPU-Z



Nos encontramos por tanto con un pepino, al menos en términos de potencia. Habrá que ver si el consumo energético está a la par y la batería se comporta a la altura. Ya os adelanto que sí lo está.

Hay un detalle importante que ayuda a que la ejecución del software sea realmente fluída en este BS2 y es el Android casi de fábrica que incluye, algo que al menos a mi me ha sorprendido. Uno podría esperar un sistema con multitud de apps e historias gaming, que en la práctica terminan ralentizando el aparato. No es el caso. Tenemos un interface llamado JOYUI, corriendo sobre Android 9, que basicamente deja Android intacto, salvo en el modo de juego, que ahora veremos. Es como si estuviéramos manejando un Pixel de Google. Gran idea, de veras.

Este es el escritorio principal y el cajón de apps instaladas. Como véis, nada que no sea de Google.



¿Y qué es lo del modo de juego?. Pues es un interface diferenciado al habitual que permite al usuario disfrutar plenamente de sus partidas. ¿Os acordáis del botón que vimos al comienzo de la review? pues bien, si lo pulsamos accederemos al Shark Space.



Aquí veremos, bien organizados, los juegos que tenemos instalados y podremos lanzarlos con ciertas configuraciones, ideales para no ser molestados mientras jugamos.





Basicamente, lo que evitará este modo será que no nos entren llamadas ni notificaciones, si así lo deseamos. Además liberará toda la memoria RAM posible. Como veis, se trata de un interface a pantalla completa que convierte nuestro teléfono en una consola portátil, al más puro estilo Nintendo Switch.



Desde este lugar podremos también acceder a datos como los FPS o a la configuración de los mandos. Sobre esto último, el fabricante vende un par de manditos bluetooth realmente chulos, que no hemos tenido la oportunidad de probar. Una pena que no vengan de serie.



He instalado practicamente todos los juegos pesados de Google Play y la conclusión es que resulta una gozada jugar en este terminal con ellos. No hay lag, no hay molestias ni interrupciones por parte del sistema... todo se ejecuta de manera idonea para disfrutar plenamente de los juegos. Eso sí, aunque por supuesto se puede jugar directamente tocando la pantalla, mi consejo es utilizar algún mando externo bluetooth, a ser posible los oficiales. Si no, pues cualquier otro que permita disfrutar de esta mini consola portátil sin necesidad de poner las manos encima. En mi caso, como no disponía de los mandos oficiales, utilicé un controlador de Xiaomi bluetooth.

Es una gozada jugar a juegos como Asphalt, PUBG o NBA Live.







En Youtube tenéis multitud de videos con juegos corriendo en este terminal, así que no os aburriré con los míos. Además no soy muy bueno jugando .

Aquí tenéis uno de ellos



Es muy importante la presencia de un sistema de refrigeración en el terminal. De no ser así, es probable que nuestro teléfono terminara quemando después de varias horas de uso intensivo (hasta quizá los 40 grados). El fabricante ha incorporado un sistema de refrigeración líquida, al que llama Direct Touch Liquid Cooling System 3.0, que permite mantener la temperatura del aparato dentro de lo moderado. Si queréis ver cómo funciona, aquí tenéis un breve video. Basicamente el agua atrapa el calor y el vapor resultante se disipa por medio de varias chapas de metal.



¿Y la batería? pues el fabricante incorpora una de 4000 mAh, que sorprendentemente responde muy bien. Y digo esto porque uno podría quizá esperar algo más mediocre con tanta ejecución pesada detrás. No parece ser el caso, el fabricante habla de sesiones de hasta 5 horas de juego con una sóla carga. No sería tan optimista, aunque también depende de otros aspectos como el volumen o las luces LED que tengamos activas. Con un uso normal del aparato, podremos alcanzar el día entero sin ningún problema. Lo que sí tenemos es carga rápida, llegando a cargar el 50% de la batería en apenas 40 minutos. Nada mal.

Tenemos por tanto el cocktail perfecto para disfrutar de los juegos: buena pantalla, SoC poderoso, sistema de refrigeración efectivo y batería a la altura.

Pero tenemos que hablar de algún aspecto más.

Disponemos de lector de huellas en pantalla, con un funcionamiento más que correcto. Quizá no sea tan fantástico como el que podemos tener en otros terminales como el Huawei P30 Pro, pero a mi me ha funcionado bastante bien. Como veis, aparece un símbolo en pantalla, donde tenemos que poner nuestro dedo. Podremos hacerlo siempre que la pantalla esté activada, y para ello debemos levantar el terminar o activarla mediante un toque o el botón lateral. En la práctica, la operación es ágil e intuitiva, a mi me ha convencido y me ha hecho olvidarme de otros sistemas de acceso.



Respecto al sonido, he de decir que si bien es fuerte y bastante envolvente, gracias a sus dos altavoces frontales, me parece que distorsiona un poco cuando está a máximo volumen. No me parece este el punto más destacado del terminal, si bien como digo, tampoco me parece algo negativo a destacar.

Más cosas. Desde AJUSTES podremos definir colores y comportamientos de las luces LED, tal y como comentamos anteriormente. Todo es muy configurable, aunque tened en cuenta que las luces repercuten ligeramente en la vida de la batería.



Aquí podéis ver los LEDs laterales encendidos.



Por supuesto no podemos dejar de hablar de la cámara. Tenemos dos lentes de 12MPX, con una apertura de f/1.75 y f/2.2, ofreciendo esta última un zoom óptico 2X. Desconozco quién es el fabricante de los sensores, seguramente, por su calidad, sean de Sony. Lo cierto es que las fotografías, con buena iluminación, son excelentes. El desenfoque de los segundos planos está muy conseguido, sin necesidad de ninguna configuración adicional. Las imágenes resultantes son nítidas y con buen color. Ninguna objeción. Logicamente, cuando el ambiente es más tenue, el resultado, sin ser para nada malo, baja algo de calidad... lo esperado. Sí me he encontrado con un obturador con un presionado algo errático. Es decir, en ocasiones he pulsado el botón de tomar la fotografía y no ha sucedido nada. Igual, con algo de práctica uno termina encontrando el punto dulce de pulsado.

La interface es tremendamente sencilla, con un montón de opciones para configurar.



Vamos a ver algunos ejemplos.


(ver foto original reducida a calidad 10 sobre 12)


(ver foto original reducida a calidad 10 sobre 12)


(ver foto original reducida a calidad 10 sobre 12)


(ver foto original reducida a calidad 10 sobre 12)

Aquí podemos ver el resultado del zoom X2.


(ver foto original reducida a calidad 10 sobre 12)


(ver foto original reducida a calidad 10 sobre 12)

Otro ejemplo más del zoom X2.


(ver foto original reducida a calidad 10 sobre 12)


(ver foto original reducida a calidad 10 sobre 12)


(ver foto original reducida a calidad 10 sobre 12)


(ver foto original reducida a calidad 10 sobre 12)


(ver foto original reducida a calidad 10 sobre 12)


(ver foto original reducida a calidad 10 sobre 12)


(ver foto original reducida a calidad 10 sobre 12)

Estas tres fotografías están tomadas en una habitación casi en penumbra.


(ver foto original reducida a calidad 10 sobre 12)


(ver foto original reducida a calidad 10 sobre 12)


(ver foto original reducida a calidad 10 sobre 12)

Y un recorte de una de estas fotografías tomadas en ambiente de menor luminosidad.



Desde luego, hay terminales con mejores cámaras y configuraciones mucho más llamativas. Hoy por hoy, un 2X de zoom no sorprende. Pero en este BS2 la cámara responde y lo hace a la altura de esperado, incluso quizá un poco por encima. Ninguna queja, por tanto, en este aspecto.

A modo de resumen podemos decir que este Black Shark 2 es el mejor smartphone para jugar del mercado, con una nota media de notable alto en practicamente todos sus aspectos, aunque nos queda por probar la última apuesta de Razer, para poder compararla con este BS2 y conocer así quién es el rey del gaming en smartphones. Tal y como comentamos al comienzo de la review, este terminal está muy orientado a juegos. Por lo tanto, si no buscas algo así, seguramente vas a preferir cualquier otra opción. Por contra, si disfrutas jugando en cualquier rincón, es realmente recomendable y más por el precio que tiene, desde 549 euros la versión más básica (8+128GB) hasta los 659 euros (12+256GB).







Lo mejor

SoC realmente poderoso
Sistema de refrigeración efectivo
Casi Android puro
Cámaras notables para esta gama


Lo peor

El sonido distorsiona un poco a máximo volumen
No admite tarjetas microsd




Más info en la web oficial del fabricante

https://eu.blackshark.com/



Responder Con Cita
Los siguientes 3 usuarios han agradecido a jorge_kai su comentario:
[ Mostrar/Ocultar listado de agradecimientos ]


Respuesta

Estás aquí
Regresar   Portal | Indice > Zona Xiaomi > Xiaomi Black Shark 2

Herramientas


Hora actual: 20:25:32 (GMT +2)



User Alert System provided by Advanced User Tagging (Lite) - vBulletin Mods & Addons Copyright © 2019 DragonByte Technologies Ltd.