Avisos

Huawei Mate 9 / 9 PRO Subforo para el Huawei Mate 9 y el Mate 9 Pro

Respuesta
 
Herramientas
  #1  
Viejo 03/02/17, 20:48:40
Array

[xs_avatar]
jomeca Hombre jomeca no está en línea
Usuario muy activo
 
Fecha de registro: nov 2010
Localización: Vivo en un mundo de locos
Mensajes: 814
Modelo de smartphone: Huawei Mate 9 Pro
Tu operador: R Móvil
Manejo parámetros auxiliares modo Pro en cámara del Mate 9/9 Pro

Bueno, pues comenzamos con el segundo y último mini-tuto para controlar mejor la cámara de nuestro Mate 9/9 Pro en su modo Pro. Es importante practicar mucho los conceptos vistos en el primer tuto. Es la auténtica base de la fotografía digital. Sin ellos, los que vamos a ver en este tuto, carecerían de relevancia (y la tienen también, y mucha). Sería como tratar de correr antes de saber andar.

Como ya hicimos en el primer tuto, vamos a ver un glosario de términos que vamos a emplear con profusión en este segundo tuto.
  • Paso/Stop/F-Stop: un paso o stop es sencillamente el incremento o decremento que damos en la escala de la ISO o en la de Velocidad de obturación. Se refiere al incremento o decremento inmediatamente superior o inferior en dicha escala. Es decir, p.e., en la escala ISO si pasamos de 50 a 100 hemos incrementado un paso o un stop. Si pasamos de 50 a 125 hemos incrementado 2 pasos o stops. Al revés, de 100 a 50 o de 125 a 50, habríamos bajado uno o dos pasos/stops respectivamente. El término f-stop es el mismo concepto, pero aplicado específicamente al diafragma (no lo vamos a utilizar).
  • Sombras y Brillos (o altas luces): estos dos conceptos son muy importantes a la hora de lograr una buena exposición. Los vamos a controlar mediante los parámetros principales de exposición. Con ello evitaremos que una exposición resulte demasiado oscura o subexpuesta (en ese caso se dice que se va demasiado a las sombras, llegando casi al negro) o, por el contrario, quede demasiado “quemada” o sobrexpuesta (se dice que tiende demasiado a los brillos o altas luces, o a un blanco nuclear).
  • Rango Dinámico (Gama tonal): El Rango Dinámico (Dynamic Range) representa la cantidad de luz que es capaz de captar, distinguir y representar una cámara. En el caso de las cámaras, el rango dinámico mide el conjunto de tonos que es capaz de distinguir y de tomar en una fotografía, desde los más oscuros hasta los más claros.
  • Formato RAW: este es el formato nativo de las imágenes en las cámaras profesionales. Nos permite después de hecha la foto, tener un control total sobre ella a través de un software de postprocesado (Photoshop, Lightroom, Camera RAW, etc.) y poder revelarla a nuestro antojo. Este formato y su posterior revelado, nos permite poder ver la foto, trastocando algunos parámetros de disparo, como si estuviésemos volviendo a realizar esa foto en el mismo lugar (pero desde nuestro ordenador).
  • Histograma: el histograma es un gráfico bidimensional de la imagen que refleja de forma visual y gráfica (y muy precisa) los niveles de luces y sombras que tiene nuestra foto. Es una ayuda tremenda “in situ” cuando estemos fotografiando. Este gráfico lo podemos ver al editar la foto desde el móvil con la opción “ver y editar”. Una vez abierta la foto, si pulsamos el icono de una “i” rodeada de un círculo en la parte superior derecha, tenemos toda la Info de la imagen, incluido el histograma (hablaremos sobre él más adelante).
  • Datos Exif: los datos Exif (Exchangeable image file format) son los metadatos de nuestra imagen, es decir, la información completa de la exposición, además de otros parámetros. Es el ADN de nuestra foto, para cuando queramos ver la información o incluso editarla o postprocesarla.

En este segundo tuto, vamos a ver los Parámetros auxiliares de exposición y corrección: modo de enfoque (AF), compensación de la exposición, balance de blancos (WB), medición de la exposición, luz auxiliar de AF, bloqueo de la exposición, bloqueo de AF, bloqueo del balance de blancos, Formato RAW el Histograma de luminancia.

¿Por qué he dado en llamarles “auxiliares”? ¿Son menos importantes?... No. Lo que sucede es que con los tres parámetros “principales” (los del tuto 1), es como ponemos a la cámara en situación de “ver” o exponer, inicialmente, lo que tiene a su alrededor, en la escena. Pero a veces, no siempre lo que ve, lo ve de la manera más adecuada. Las cámaras, necesitan de correcciones “oftalmológicas” también. Y es ahí donde entran los parámetros auxiliares de exposición y/o corrección.

Antes de seguir, os explico en pocas líneas cómo ven las cámaras. ¿Habéis visto esos documentales donde nos muestran la visión de los ofidios? ¿La forma tan curiosa de percibir la luz a través de manchas coloreadas, tonos e intensidades distintas? Pues la cámara es algo parecido. Las cámaras tienen, al igual que nosotros, una capacidad dada para captar un rango de tonos (rango o gama tonal o también rango dinámico) (ver glosario de términos), que es el rango de tonos que va desde el negro más negro hasta el blanco más puro. Claro que esa gama tonal que capta una cámara, nunca coincide con la gama tonal real de la escena ¡Ni la humana! aun siendo infinitamente más perfecta. Esa gama tonal de la cámara es mucho más limitada y depende fundamentalmente de su sensor (su retina), aunque la óptica también juega su papel, y muy importante. Cuando hablamos de sensores de cámaras en un teléfono móvil, estamos hablando, como imaginaréis, de sensores muy pequeños (y en este asunto, el tamaño importa… y muchísimo) y por lo tanto tenemos mayores limitaciones. Pero también pasa en las cámaras compactas y en réflex (diferentes tamaños de sensor). Por lo tanto, cuando se mide una exposición con los tres parámetros básicos de exposición (la cámara o nosotros), no siempre sucederá que sea la exposición más adecuada (aunque se pueda acercar mucho). Entonces tendremos que hacer de oftalmólogos y aplicar las correcciones pertinentes, según nuestro criterio en ese momento (acordaros de lo que decíamos en el tuto 1 sobre la exposición: que el resultado final NOS parezca a nosotros algo agradable).

Claro que, para ver el resultado final, normalmente acudimos a la pantalla de la cámara o móvil (que son fantásticas hoy en día) y eso puede engañar, y muchísimo más de lo que pensáis. Cuantas veces habréis sacado fotos, os vais tan contentos para casa, después las descargáis a un ordenador y… ¡ups, chasco! Pues bien, la cámara de nuestro móvil nos da una herramienta casi infalible, la mejor sin lugar a dudas, y muy precisa, para escrutar nuestras tomas en ese rango tonal y ver desde el mismo móvil, si al llegar a casa nos vamos a llevar o no, un chasco. Es el Histograma. Hablaremos de él al final del tuto.

Dicho lo anterior, no vayas a pensar que lo primero que vas a hacer cuando salgas de casa con la cámara es empezar a ajustar los parámetros básicos de la exposición como un desaforado. No. Será lo segundo o tercero que hagas. ¿O por solo saber manejar los tres pedales del coche y el cambio ya está? ¿Los manejas de igual manera con nieve, lluvia, ciudad, carretera comarcal, autopista…? ¿Adaptas tu forma de conducir a las circunstancias?... imagino que sí.

En fotografía es lo mismo. Sabes manejar ya los tres pedales (ISO, Velocidad de obturación y Diafragma) pero ahora antes de sentarte y pisar pedales o empezar a manejar los parámetros, has de ver el escenario donde te encuentras, donde te vas a desenvolver, evaluar la luz con respecto al sujeto que elijas fotografiar (persona/retrato, paisaje, niños jugando, etc.) y en consecuencia ajustar algunos parámetros, que yo he convenido en llamar auxiliares (pero muy importantes) porque van a preparar el terreno unos, y mejorarlo otros, o sea a “auxiliar” a los básicos (cuando empieces a manejarlos).

El orden en que los voy a tratar, no es aleatorio. Tiene una secuencia, dentro de ese flujo de acciones. Antes de echar el visor y el punto de enfoque a nuestro ojo y empezar a exponer y disparar, conviene que tengas en cuenta los dos primeros (Medición de la luz y el Balance blancos) y tengas decidido el tercero (Modo de enfoque AF). Una vez hecho esto, podrás comenzar a exponer en condiciones. Será después de exponer, probar y comprobar cuando puedas aplicar el cuarto ajuste, el de la Compensación de exposición. Realmente, la comprobación, debería explicarla antes de empezar la Compensación de la exposición (esta es una consecuencia de la otra), pero dada su importancia y el ajuste especial que tenemos (Histograma), la he dejado para un apartado especial (justo después de la compensación de exposición).


Medición de la Exposición

El primero que voy a tratar, es la Medición de la Exposición (es el control de más a la izquierda que consiste en un recuadro con un contenido variable según elijamos uno de sus tres valores posibles). Este parámetro entra en juego nada más hayáis llegado al terreno y tengáis claro qué queréis y cómo lo queréis fotografiar. Hemos explicado cómo ve la cámara, pero ahora hay que decirla cómo queremos que mida la luz de la escena que va a ver (que vamos a ver), porque no es lo mismo que la cámara haga una medición global de la luz en toda la escena (del encuadre o enmarque que hayamos hecho), a que mida solamente una parte de esa escena/enmarque o que mida una zona puntual de la escena/enmarque.

Los valores posibles de este parámetro son:
  • Medición Matricial: La idea que subyace en esta forma de medición la luz en la cámara, es la de dividir el visor en sectores o segmentos más pequeños (matriz de segmentos), entonces la cámara mide cada segmento y lo promedia. El procesador de la máquina analiza los resultados de todos los diferentes segmentos para ofrecer un ajuste de exposición global. Diferentes cámaras utilizan diferentes tipos y número de segmentos; cuantos más segmentos, se obtiene un resultado más preciso. En general, suele ser una medición bastante precisa. (No tengo información a día de hoy de cuantos segmentos utiliza nuestra cámara).
  • Medición ponderada central: Cuando se utiliza este modo de medición, la intención es poner más énfasis en el centro de la imagen y no tanto en los bordes de la misma. Cuánto énfasis, depende de cada cámara (tampoco tengo los datos técnicos de este aspecto en nuestra cámara), aunque la media es de aproximadamente 60-80% en la parte central con el otro 40-20% para los bordes. Este tipo de medición puede ser especialmente útil para determinar la exposición en un retrato o cuando el sujeto principal se encuentra cerca del centro del marco y hay zonas oscuras o claras en los bordes que no son importantes. Esta zona central (imaginaria y no visible) no la podemos mover sobre el visor a nuestra conveniencia. Siempre está fija en el centro de la pantalla.
  • Medición Puntual: La medición puntual es la más selectiva de los modos de medición, y si la utilizamos correctamente podemos obtener lecturas muy precisas. Aunque dependa de la cámara, el medidor puntual utiliza un área de tan sólo alrededor del 1%-5% del total de la imagen, de ahí el término "puntual". La ventaja de utilizar este tipo de medición es que las áreas brillantes u oscuras del encuadre o escena, quedan fuera de la zona de medición y no influyen en la lectura del medidor, lo que significa que podemos obtener una lectura muy precisa de un área específica. Aquí sí podemos mover sobre el visor el punto de medición de la luz, clicando con nuestro dedo sobre la pantalla para posicionar dicho punto de medición puntual en la zona del enmarque que queramos.

Imágenes del indicador de la medición matricial, Ponderada central y puntual, respectivamente:




En cualquier modo de medición, podemos pulsar sobre la pantalla durante un par de segundos y hacer emerger un segundo circulo con el icono de un sol, en medio del círculo del punto de enfoque. Ese nuevo circulo será el punto de medición de la exposición de la escena, que lo podemos disociar del círculo del punto de enfoque (tocándolo y arrastrándolo), para medir dicha exposición en una zona del enmarque distinta a donde está el sujeto (esto es muy útil). Pero si hacemos eso, la forma de medición pasará automáticamente a comportarse como Medición Puntual bajo cualquier modo de medición que hubiésemos elegido con anterioridad y siempre respetando los parámetros que nosotros manejemos en manual.

Bajo los tres modos de exposición: Ya sabemos “el cómo” … Pero ¿cómo sé que realmente está midiendo? ¿y cuánto mide y cómo conocer lo que mide? Muy simple. La exposición se mide en valores de ISO y velocidad de obturación ¿no? Pues en cada caso ir observando esos valores de ISO y de Obturación (en la escala de la pantalla de la cámara) para ver como la cámara capta la escena en valores de luz en cada punto o zona que mida y los va variando.

Balance de blancos (WB)
Este parámetro también entra en juego nada más llegar al terreno y decidir que vamos a fotografiar (antes de ajustar ISO y Velocidad de obturación). Muchas veces he dicho sobre este parámetro (refiriéndome más a los no iniciados) que es de los más ignorados y que es de los más importantes en muchísimas situaciones.

El Balance de Blancos (WB) se utiliza para ajustar la cámara de manera que los blancos sean realmente blancos y que los otros colores sean precisos bajo cualquier fuente de luz en la que estemos disparando.

No me voy a extender mucho sobre la explicación, pero si os diré un par de cosas sobre esto para que entendáis la importancia de este parámetro. Recordar lo que decía antes de la visión de los ofidios. Ven colores, tonos, intensidades… en definitiva, ven temperaturas de color. El sensor de la cámara ve también temperaturas de color. Ni más ni menos.

Si resulta que estamos en manual o semi-automático y no le decimos a nuestro ofidio (la cámara) que color tiene la luz dominante (y en consecuencia, qué temperatura de color) hay en la escena, pues los resultados pueden ser totalmente imprevisibles. Cada color tiene su propia temperatura que se mide en grados Kelvin (ºK).

Fijaros en un detalle práctico. Cuando estéis en un sitio que venda bombillas, observar el empaque de unas cuantas, y en todas veréis la temperatura del color de su luz. Normalmente las de luz más hacia el blanco (luz más fría) la temperatura de esos colores ronda los 6500 ºK. Las que van más al oscuro (más amarillentas y más cálidas), la temperatura del color ronda los 4000 ºK.

Pues en la escena a fotografiar, pasa igual. Hay muchas temperaturas de color, muchas fuentes de luz. Pero siempre habrá una más dominante y tenemos que decírselo a la cámara para que pueda adaptar bien su sensor y captar los colores de toda la escena en consonancia.

He visto en nuestro hilo del foro “Nuestras fotografías con el Mate 9/ 9 Pro” varias fotografías nocturnas en ciudad con un tono amarillento dominante. Se debe, casi siempre, a no haber configurado el balance de blancos a esa situación. En esas plazas suele haber lámparas de tungsteno, sodio, etc., que ofrecen esa luz como dominante y que tienen su temperatura de color. Si no ponemos este parámetro en concordancia a ello, el resultado será una foto “pintada” de un color dominante.

Por lo tanto, hay que ver la situación en que nos encontramos de luz y ajustar esto en consecuencia. Los valores posibles son:
  • AWB (Automático): Con este ajuste la cámara decidirá cuál es el balance de blancos correcto para la escena que vemos a través de la óptica. El balance de blancos se ajustará en cada fotografía que tomemos, por lo que pudiéramos no obtener un color uniforme. La mayoría de las veces no es algo malo, ya que el balance de blancos puede variar sólo unos pocos grados Kelvin entre cada disparo. La mayoría de la gente suele dejar este valor siempre ajustado.
  • Nublado (Icono de una nube): En un día nublado la luz tiene un tinte azul que puede hacer que las imágenes parezcan cálidas. Al configurar la cámara para balance de blancos nublado, se añade rojo (calor) a la imagen para que se vea más natural. También podemos utilizar el valor nublado (y muchas personas lo hacen) cuando queramos dar más calidez a cualquiera de nuestras imágenes. Mucha gente tiende al aspecto de calidez en las imágenes y dejan este ajuste por defecto. Pero esto tiene inconvenientes. Por ejemplo, si estamos disparando imágenes a sujetos con luz de puesta de sol, esa luz ambiental ya es de por sí muy cálida. Si añadimos a eso más calor ajustando la cámara al balance de blancos nublado, la piel de esos sujetos tendrá un aspecto rojizo-anaranjado demasiado cálido. De cualquier forma, probar el ajuste de balance de blancos nublado bajo varias fuentes de luz y ver lo que sucede.
  • Fluorescente (Icono de un fluorescente): La luz fluorescente suele tener un déficit de azul, por lo que los sujetos tienden a salir verdosos. Si tomamos fotos a sujetos bajo luces fluorescentes y nos salen con apariencia verde enfermizo o amarillo, ajustar la cámara al ajuste de balance de blancos fluorescente y volver a probar. La cámara sumará azul y la imagen parecerá más normal.
  • Tungsteno o Incandescente (Icono de bombilla clásica): La salida de luz de una bombilla incandescente es más bien naranja, o cálida. Si disparamos con luz incandescente, las imágenes saldrán más bien cálidas, con tonos de piel naranja y blancos que no son tales blancos. Hay una prueba interesante: probar la capacidad con el balance de blancos automático (AWB) con luz incandescente disparando una foto a un libro que esté bajo una bombilla incandescente. Observar si las páginas del libro salen rojizas o anaranjadas. Si no es así, la cámara en AWB va bien con luz incandescente. Si las páginas se ven de color anaranjado, entonces configurar el ajuste de balance de blancos a Incandescente y probar. Deberíamos notar una gran diferencia.
  • Luz solar (Icono de un sol): Cuando disparamos al aire libre bajo la luz solar directa, el color suele ser algo neutral con tendencia a ser cálido. Este ajuste equilibrará nuestra cámara para fotografiar bajo la luz solar directa.
  • Kelvin o K (Un icono con una escala): Esto nos va a permitir elegir una temperatura específica de color en grados Kelvin para nuestras imágenes. La escala nos permite elegir desde temperaturas muy frías (2800 K) hasta muy cálidas (7000 K). Es bueno ir a San Google y hacernos una idea de algunas temperaturas de color frecuentes (Buscar por Temperaturas de color).

En Balance de Blancos, podemos bloquear el ajuste elegido, si pulsamos durante dos segundos sobre el icono de balance blancos en la cámara.

Modos de Enfoque (AF/Autofocus o Enfoque Automático)
Esta es una de las características donde hay que reconocer que la cámara del Mate 9/9 Pro, no ha escatimado. Ha reunido lo mejor en modos de AF que en la actualidad existe para las cámaras de móvil bajo una misma cámara (sistema híbrido), lo que hace que la precisión y rapidez del enfoque sean realmente espectaculares.

Estas tecnologías son cuatro: AF de detección de fase, AF de contraste de plano focal o también conocido como AF de detección de contraste, AF por láser y AF por medición de profundidad. Además, incorpora un sistema de estabilización óptica (OIS) de 6 ejes. (No voy a meterme en explicaciones técnicas sobre cada uno de ellos. Para los interesados, en internet tenéis bastante información sobre cada uno de ellos).

Los ajustes que podemos elegir para el modo de enfoque son tres:
  • AF-C (Modo en enfoque automático continuo o de servo continuo): Este modo de AF nos permite enfocar sobre el sujeto de forma automática. La cámara va a ajustar el enfoque a medida que movamos el visor sobre nuestro sujeto. Pero en estas circunstancias, se pueden dar dos casos: que el sujeto se mueva lenta y predeciblemente, con lo que no habría mayor problema en ir siguiéndolo y conservando el enfoque. De hecho, en esta cámara, este sistema de AF-C está pensado para eso. Pero si el sujeto va a moverse más rápido e impredeciblemente, nos veríamos obligados a hacer un barrido o panning sobre el sujeto, para que la cámara actualice el enfoque sobre el sujeto de forma automática. Si esta técnica es ya de por sí muy complicada cuando se cuenta con objetivos adecuados y más profesionales (focales largas de 150/200/300mm y más), el tratar de hacerlo bajo una longitud focal equivalente de 27mm como la de esta cámara, es como rizar el rizo, pero con paciencia se puede lograr alguna toma (hay que estar muchísimo más cerca del sujeto). Además, se complica, si cabe, aún más al no permitir en el modo Pro el modo de disparo en ráfaga (Huawei, toma nota de esto), con lo que nos veríamos forzados a ir haciendo diversas tomas sobre el sujeto, de una en una, según hacemos el barrido y claro, esa no es en absoluto la mejor forma de hacer un barrido. (Advertencia: No confundir en esta cámara esta posibilidad de usar este sistema de enfoque AF-C en conjunción con un pequeño barrido, con la opción de cámara llamada “Seguimiento de objetos”, que explicamos más adelante). Aunque este modo AF-C haga el enfoque de forma continua, podemos bloquear el enfoque, si así lo deseamos, pulsando durante un par de segundos sobre AF-C en la pantalla. Con esto logramos que el enfoque quede bloqueado sobre el punto enfocado, no actualizándose y así poder recomponer parte de esa misma escena. Esto pudiera ser útil cuando vayamos a disparar una o dos fotografías, donde es posible que deseemos bloquear el enfoque y recomponer sin cambiar el enfoque.
  • AF-S (Autofocus-Single o de servo único): En este modo de AF, enfocamos sobre el sujeto, quedando el enfoque bloqueado sobre él, no actualizándose automáticamente, lo que nos permite recomponer de nuevo la escena sin actualizar el enfoque (parecido al bloqueo en AF-C). En cada nueva escena tendríamos que volver a enfocar de nuevo. Este modo de AF es el ideal para tomar retratos y primeros planos o planos cercanos (pseudo-macro) y en general fotografías estáticas, como paisajes, donde las tomas suelen ser de una en una y de forma más o menos pausada.
  • MF (Modo manual): Aquí el enfoque lo haremos sobre un control deslizante que aparece al pulsar esta opción. Es muy simple. Enmarcamos al sujeto en la escena, y vamos deslizando dicho control hasta tener manualmente el enfoque que consideremos el más adecuado sobre el sujeto. Si el sujeto es un primer plano o plano próximo, deslizamos el control hacia la izquierda (pseudo-macro) y si el sujeto está a una cierta distancia deslizamos el control hacia la derecha (panorámica).

Aunque no está dentro de los modos de AF, hay una opción de menú (deslizando la pantalla hacia la izquierda) que se llama Luz auxiliar de AF. Está opción es muy útil sobre todo cuando estamos tratando de lograr enfoques en condiciones difíciles, de poca luz. A veces la cámara, simplemente no podrá, o tardará más de lo normal en adquirir el enfoque debido a la escasez de luz. En esas condiciones es cuando esta función es realmente muy útil.

También tenemos otra opción de menú llamada Seguimiento de objetos. Esta opción la veréis en otros sitios referida como Tracking. Una vez activada en el menú, enfocamos al sujeto, quedando el punto de enfoque fijo sobre el mismo, de manera que, si el sujeto se mueve, o nosotros movemos la cámara para seguirlo, dicho punto de enfoque va literalmente pegado a él. Esta función solo funciona bajo el modo AF-C, lo cual es lógico, ya que se supone que debemos mantener el enfoque de forma continua y automática sobre el sujeto, según este se mueva, para ir fotografiándolo a medida que movemos la cámara. Aquí nuevamente, como comentaba al explicar el modo AF-C, sería muy útil disponer de un modo ráfaga, pero nuevamente nos penalizan al no disponer de él en modo Pro (Huawei, vuelvo a repetir, toma nota de esto).

COMPENSACIÓN DE LA EXPOSICIÓN
Hemos hablado de cómo ve y mide una cámara de fotos el entorno. De los modos en las que puede medir la luz de una escena. De sus limitaciones en cuanto al rango tonal (hablaremos un poco más sobre esto más adelante). Por todo ello, y recordar lo que os decía en el primer tuto, dadas esas limitaciones (de todas las cámaras, no solo de la de nuestro terminal), no siempre es deseable dejarle el control total a la cámara y, aun así, haciéndolo, serán muchas las veces que tengamos que discrepar con ella y corregirla (ahí empezaría vuestro auténtico nivel semi-pro o entusiasta) o incluso discrepar con nosotros mismos, una vez visto el resultado (hay cámaras que tienen “vicios” o “tendencias” en las mediciones y eso se corrige con este ajuste que estamos tratando).

Os sucederá en muchísimas tomas: habéis subexpuesto (demasiadas sombras) a habéis sobrexpuesto (demasiados brillos o luces). Le dais más control a la cámara, para que lo corrija (no hacer eso, por favor. Estamos en el modo Pro. Recordarlo). Pero incluso así, la cámara se empeña en una medición que no da resultados… Volved, por favor, encarecidamente, al modo Pro. Haced vuestra medición, asegurándoos de que los parámetros sean lo más acordes a las condiciones de luz, volved a disparar. Pero la toma se sigue subexponiendo o sobrexponiendo. No pasa nada. Hay muchas veces donde las condiciones de luz son extremadamente duras (en verano de 11:00h a 19:00h. Los fotógrafos experimentados, salen de 07:00h a 10:00h y de 20:00h hasta las 07:00h del día siguiente. Son las llamadas horas doradas en fotografía) y es normal que nos suceda que la exposición se nos dispare a las altas luces o, simplemente quede corta, en las sombras. ¡Tranquilos! no todo está perdido. Viene en nuestra ayuda la compensación de la exposición.

¿Qué es eso? Pues en los escenarios que comentábamos en el párrafo anterior, habrá que discrepar de nuestra propia medición (o de la cámara) y aplicarle una corrección. Esa corrección se aplica sobre una escala que, si abrís el ajuste EV (Exposure Value o Compensación de Exposición), veréis que va desde 0 a -4 y de 0 a +4. Cada segmento completo de valores enteros, o sea de 0 a 1, 1 a 2, etc., es un paso/stop de luz (ya sabéis lo que un paso/stop). Entre cada paso/stop hay divisiones de 1/3 de paso/stop (0.3, 0.7…). Los pasos/stop positivos, añaden luz a la escena, los negativos restan luz a la escena.

Pues dicho y hecho. Según sea el problema de nuestra exposición (subexposición o sobrexposición), iremos a este parámetro y empezaremos a corregir hacia un lado u otro (añadir o restar luz). Hacerlo en pasos de 1/3, poquito a poco, disparar y comprobar.

Muy importante: cuando hagamos un ajuste de nuestra exposición mediante la compensación de la exposición, olvidaros por un momento de la Reciprocidad (a veces las reglas están para saltarlas). Las correcciones por EV, respetan nuestra exposición (caso de haber tomado nosotros el control, claro está, ya sea sobre uno o los dos parámetros básicos, según fuera el caso) Se supone que, si tenemos problemas de exposición y necesitamos contrarrestarlos, no es para volver a equilibrar la exposición por aquello de la Reciprocidad. De hecho, podéis comprobar como sobre los parámetros que vosotros controléis, la cámara los respeta, aun aplicando EV. Ya que volveríamos a las andadas. Aquí se aplica bisturí. Se quita exposición (luz) (si hay toma sobrexpuesta) o se añade (luz) (si hay toma subexpuesta). Podemos hacerlo en valores de 1/3 de paso/stop, por eso se han puesto así. Hay que afinar y no dar saltos de pasos/stops completos.

Formato RAW
Vamos a ver ¿alguien compra un Mate 9 y le pega un trozo de celofán autoadhesivo de forrar libros en la pantalla para protegerlo?... No. Y si es así, con todos mis respetos, y como dice el anuncio… ¡¡¡ERROOOOOOOOOOOOR!!!

Vamos a tratar de que nuestro terminal tenga lo que se merece y muestre sus encantos, potencial y prestaciones... porque las tiene.

Entonces, si queremos iniciarnos o ser entusiastas del modo Pro con la cámara del Mate 9 ¿vas a disparar “sistemáticamente” en modo .jpg? ¿entonces para qué los modos profesionales de fotografía nos incluyen el modo RAW? ¿para ocupar sitio en el menú? ¿y si después de una jornada de fotografía llego a casa y veo que tengo ciertos errores que podrían ser “salvables” y así mejorar o, incluso recuperar, mis fotografías? ¿y si decido dar otro aspecto artístico distinto a mis fotografías, o simplemente otra luz, tonos, etc., etc.?

El modo RAW (NEF o DNG, es lo mismo, o parecido), es el formato más profesional de disparo. Con ese archivo (que no es todavía una imagen, ojo), tenemos el carrete o negativo digital. Podemos, en casa, ponerla patas arriba, patas abajo, mirando a babor o a estribor… lo que quieras prácticamente. Recuperar partes de una foto que parecía perdida. Volver, de forma virtual desde tu casa, a posicionarte en el lugar donde hiciste la foto y cambiarle (ojo, he dicho cambiarle, no maquillarle) ciertos ajustes porque has llegado a casa y la foto no muestra lo que tú realmente estabas viendo en la escena y que querías captar en ese momento. Y, etc., etc., etc.

Y, además, porque, aunque de momento no te interese el postprocesado (que puede ser tan simple, como mejorar una foto en 5 minutos de reloj), y sí nos interese el modo Pro (por eso estamos en este tuto), nos debería interesar también la próxima sección, y para eso hago una recomendación: aunque ocupe más espacio el fichero RAW, dispara en RAW (que para algo lo han puesto en modo Pro. En ese modo, vas a tener además duplicada la foto, en DNG y JPG.

Después es cuestión de elegir y borrar lo que no nos interese. Recuerda, esto es fotografía digital y no de carrete, podemos desechar y borrar sin costes adicionales. Y las memorias hoy son asequibles).

HISTOGRAMA (y otras cuestiones de Exposición)
¿Recuerdas lo que hablábamos sobre la discordancia que podíamos tener entre lo que pueda medir o “ver” la cámara que es una buena exposición y sobre lo que pensamos nosotros que es mejor? ¿o incluso, después de haber hecho nosotros la exposición (manual o semi-automático), no estar tampoco del todo conforme con nosotros mismos? Esto en fotografía no es nada raro, es más, es bastante frecuente. Lo malo no es eso. Lo malo es darse cuenta cuando lleguemos a casa y no haber verificado esto en el campo. Hay fotos que no se pueden repetir en la vida, como las de nuestros seres queridos en momentos muy concretos. Otras las puedes disparar mil y una vez, como monumentos, paisajes, etc., (excepto si te has pegado un viaje de cientos o miles de kms., para llegar a casa de vuelta y ver el desastre).

Solemos fiarnos demasiado de nuestra percepción visual para decidir si una exposición ha sido buena. Claro, tenemos pantallas en los móviles cada día mejores y nos parece que ese simple escrutinio de la imagen sobre la pantalla en ese momento, es definitivo. Y a veces sí lo es, pero otras no. Problemas de contraste en la pantalla, el sol, la suciedad de la pantalla, la pantalla que está medio resquebrajada, etc., etc.

El caso es que la fotografía Pro DIGITAL, y nuestra cámara no es una excepción, nos da una herramienta impecable, exactísima para ver cómo es la exposición de nuestra imagen. Y pongo DIGITAL (en mayúscula) porque nuestros predecesores del mundo de la fotografía, los que usaban película o carrete, ya hubieran querido tener semejante herramienta para ahorrarse un pastizal muchísimas veces. Esa herramienta se llama Histograma.

Podemos acceder al histograma de la imagen, bien desde la cámara o desde la app Archivos del móvil. Al abrir la imagen capturada, aparecerá un icono de una “i” (información) rodeada de un círculo en la parte suprior derecha de la imagen. Si clicamos sobre “información” obtendremos el histograma y los datos exif de la imagen.

¿Y qué es el histograma? Un histograma es una representación bidimensional de las imágenes en forma gráfica (es como una montaña o una serie de ellas juntas). Hay dos tipos de histograma en pantalla (el Mate 9 nos ofrece los dos), pero el histograma realmente importante para nosotros, de momento, es el llamado de luminancia (de color blanco en el Mate 9) que es al que debemos prestar atención sobre los otros de colores (RGB). Los otros son igualmente gráficos bidimensionales, pero representan los diferentes canales de color RGB de la exposición (no nos interesan ahora). Al decir luminancia nos referimos a la luz, y más concretamente a las sombras y brillos o altas luces (ver el glosario de términos al principio del tuto) y es el más valioso para evaluar nuestras exposiciones.

Un histograma de luminancia, se parece a esto (el relleno del gráfico puede ser negro o blanco. En el Mate 9, es blanco):


El gráfico representa toda la gama tonal que la cámara puede capturar (recordar que hablábamos de esto al inicio de este tuto), desde los blancos más blancos a los negros más negros. El lado izquierdo representa el negro, yendo hasta el lado derecho, lo que representa al blanco (entre el negro y el blanco, si observáis la parte superior del gráfico, están representados el resto de tonos, oscuro, medio y luminoso). Las alturas de los picos representan el número de píxeles que contienen esos niveles de luminancia (un pico alto en el medio de la gráfica, significará que nuestra imagen contiene una gran cantidad de píxeles de brillo-medio). Esto a simple vista, en la pantalla de la cámara viendo la imagen, es muy difícil de captar. Pero si vemos el histograma, sin embargo, podremos ver la información de forma más fácil. En la mayoría de los casos, trataremos de obtener un histograma en el cual el pico más grande del gráfico esté en la zona media (brillos medios) y con dicho pico descendiendo hacia los bordes laterales del gráfico, pero sin cortar dichos bordes laterales verticales. Este tipo de histograma nos indica que hemos capturado toda la gama de tonos, desde el oscuro al luminoso, en nuestra imagen. Y es aquí donde realmente obtenemos información útil sobre nuestra exposición.

Si al evaluar un histograma vemos que sus laderas descendentes cortan los laterales izquierdo o derecho (eje vertical izquierdo y derecho) del gráfico (gráfica cortada), significa que estamos ocultando o perdiendo detalles de la imagen, porque la imagen va a estar subexpuesta (caso de cortar el eje de Negros) o sobrexpuesta (caso de cortar el eje de Blancos). Esto quiere decir que estaremos tratando de grabar valores que son demasiado oscuros o claros para que el sensor de la cámara los registre con precisión. Suele ser una indicación de sobrexposición o subexposición. También, y muy importante, significa que necesitamos corregir la exposición, ya que los detalles importantes no se registrarán, como pueden ser los píxeles sólidos negros o blancos (que es lo que sucede cuando las laderas descendentes del gráfico, producen un corte en los laterales del gráfico). Es el caso, p.e., de cuando obtenemos esos cielos blancos (y no azules) porque hemos sobrexpuesto la toma.

Hay situaciones, donde algún corte lateral de la gráfica es aceptable. Si estamos fotografiando una escena en la que el sol esté en mitad del enmarque, vamos a cosechar, con toda seguridad, cortes en el lateral del histograma, porque el sol es excesivamente brillante como para poder retener sus detalles. De igual forma, si disparamos a algo verdaderamente negro (un túnel sin iluminar en la medianoche), habrá zonas de auténticos negros sin ningún detalle. Pero en estos casos, digamos más extremos, nuestro objetivo principal debe ser el asegurarnos de no recortar información visual "importante", como los tonos de piel en un retrato, p.e., y eso lo lograremos estando atentos al histograma.

Si echamos un vistazo a la siguiente figura, el histograma que nos muestra tiene un sesgo fuerte hacia la izquierda con casi ninguna parte del gráfico aproximándose al lado derecho. Este es un buen ejemplo de la apariencia de un histograma de una imagen subexpuesta:


De igual manera, si vemos la siguiente imagen, vemos el histograma correspondiente a una imagen sobrexpuesta (mucho sesgo a la derecha):


Finalmente, la siguiente imagen podría ser la de un histograma correspondiente a una imagen bien expuesta. A pesar de que hay dos picos distintos en el gráfico, hay una distribución uniforme a través de todo el histograma. Eso es lo importante, hemos capturado todo el rango tonal que el sensor de nuestra cámara es capaz de captar:


Cuando decidamos corregir la exposición, porque el histograma así nos lo refleje, lo normal (en función de cómo sea la gráfica), es que sea suficiente con pequeños ajustes de exposición, hechos a través del parámetro/ajuste que hemos visto anteriormente llamado Compensación de la exposición. En otras ocasiones, serán necesarios ajustes algo mayores, que bien podrían ser a través de ese mismo parámetro.

Si esas correcciones no fueran posibles (rarísimo, ya que tenemos compensación en el rango de +4 a -4), se deberá a condiciones de luz muy duras. Entonces te recomiendo que cojas el control totalmente manual de la exposición. Pero recuerda, hay situaciones donde un histograma o gráfica cortada (subexpuesta o sobrexpuesta) es admisible e incluso inevitable (con una cámara de teléfono móvil).

HDR (Mención aparte, aunque no disponible en modo Pro)
Me ha parecido oportuno dedicarle unas líneas a la técnica HDR que tenemos en la cámara. HDR (High Dynamic Range / Alto Rango Dinámico) es una herramienta muy útil en esas situaciones donde el rango tonal de la escena a capturar es muy grande y nuestra cámara, o su sensor, no puede abarcar todo ese vasto rango (recordar que la cámara tiene una capacidad limitada de ver los rangos tonales).

El HDR no es una técnica que se deba utilizar a discreción en cualquier lugar, momento o situación de iluminación. En esas situaciones o escenas, donde ya hemos comentado varias veces, en las que tenemos sombras muy fuertes, muy negras, muy oscuras y a la vez brillos también muy fuertes (o sea, altos contrastes tonales), la cámara en ese tipo de situaciones, se pierde, se confunde, porque su rango tonal o dinámico, es mucho más limitado que el nuestro, y hará mediciones que o bien tiendan a las sombras o bien tiendan a los brillos, según nosotros hayamos expuesto. No será capaz de evaluar esa escena de forma ponderada y sacarnos una toma donde veamos perfectamente nítido que sucede, o que contienen, las sombras fuertes y a la vez que contienen, de forma también nítida, los brillos fuertes o altas luces (los extremos del histograma, sombras y brillos).

Si nosotros ante ese tipo de escenario hacemos la exposición normalmente, haciendo que la cámara mida en la zona de sombras ¿Qué sucede? Pues que la cámara al tener que medir sombras va a subir la ISO y va a poner una velocidad de obturación lenta, para captar más luz, ya que entiende que hay sombra. Resultado: tenemos una toma buena para las sombras, con todos sus detalles, pero las zonas de brillos o expuestas al sol, al ser tomadas con la medición de la cámara para sombras (ISO altos y bajas velocidades) saldrán totalmente blancas o quemadas, sin ningún tipo de detalle.

Y si exponemos a la zona de brillos, la cámara medirá los brillos, y sucederá lo contrario. La cámara al ver brillos, baja ISO y sube mucho la velocidad de obturación, porque entiende que la escena tiene luz sobrada. Resultado: que en la escena veremos bien las zonas de brillos, pero las zonas de sombras saldrán oscuras, o incluso negras, sin detalle alguno.

Este tipo de escenarios de luz dura (brillos y sombras fuertes), son ideales para el HDR, ya que básicamente lo que hace el HDR es hacer varias mediciones: una normal y global al escenario de luz fuerte, otra medición subexpuesta y otra medición sobrexpuesta. Con esas tres mediciones, ha capturado todo el rango tonal, o al menos mucho más rango tonal que con una sola medición. Entonces, superpone las tres mediciones y saca un único resultado ponderado de dichas mediciones que se aproxima mucho más a lo que nosotros percibimos y a la realidad de la escena, ya que coge más rango tonal.

En nuestra cámara (aunque no documentado en el manual), el modo HDR tiene la posibilidad de variar la compensación de la exposición en una escala vertical de +4 a -4, en el lateral del punto de enfoque, de manera que podamos hacer un HDR final más o menos expuesto también.

Decir finalmente, que el proceso HDR lo hace la cámara directamente. Pero yo os voy a dar una pista para hacer un HDR más profesional. Buscad un punto de apoyo para la cámara. Poner la cámara en enfoque AF-S. Elegir el modo de medición que mejor vaya con la escena. Exponer como lo haríais normalmente y hacer un disparo. Sin mover mucho la cámara, cambiar el EV (compensación de la exposición) a +1 y dispara nuevamente. Repetir con EV a -1 y disparar. Tenéis tres fotografías: una normal, otra subexpuesta y otra sobrexpuesta. En un software HDR (hay muchos) las combináis y tendréis el HDR final.

Pero si en vez de tres tomas con EV0, EV+1 y EV-1, hacéis cinco tomas con EV0, EV+1, EV-1, EV+2 y EV-2, tendréis cinco tomas, las combináis en el software HDR y tendréis un buen HDR final, mucho mejor todavía que el anterior, con mucho más rango tonal.

CONCLUSIONES SOBRE LA CÁMARA DEL MATE 9/9 PRO
Me disculparéis si me tomo la libertad de hacer mi propio epílogo sobre la cámara del Mate 9/9 Pro. Pero una vez vista y analizada la cámara, no puedo por menos decir que estamos ante una “grandísima” cámara, a la altura de lo que hoy se puede esperar de una gran cámara en un terminal móvil, totalmente profesional y con las limitaciones que todavía tiene el mundo de la fotografía digital móvil con respecto al resto de la fotografía digital.

Si hace tan solo tres años atrás, me hubiesen dicho que una cámara de un terminal móvil podría llegar a estos niveles, hubiera tenido ciertas reticencias (ojo, hay otros terminales móviles con cámaras también extraordinarias). No se trata de si en una review Pepito dice que de 0 a 10 le da 9, y zutanito le da 8,5. Sinceramente, no me interesa demasiado ese tipo de debate que se genera a posteriori en torno a las puntuaciones cuando tenemos algo bueno delante de nosotros. Y objetivamente, lo tenemos.

Atrás debe quedar, para ponderar un juicio equilibrado sobre la calidad de la cámara, si otras cámaras ofrecen imágenes con más brillo y/o saturadas (y las hay). Y otras, posiblemente esta, tengan tonos no tan saturados. Pero nos han ofrecido una cámara para el que quiera obtener tomas muy profesionales, pueda hacerlo. Incluso, si quiere meterse en el postprocesado, pueda también saturar sus imágenes como cualquier otro fabricante lo haría. No olvidar que el resultado final de lo que vemos en la pantalla de la cámara (saturado o no) forma parte del resultado de un postprocesado interno en la propia cámara que ese fabricante quiere ofrecer. Esto pasa también en las mejores cámaras profesionales réflex. Todo es modificable, mejorable mediante software, pero las firmas (y pienso que aquí juega la certificación de Leica), son fieles a un estilo.

Espero que estos dos tutos puedan contribuir a que aquellos de vosotros que no seáis iniciados en la fotografía digital Pro móvil, le empecéis a coger cariño. Os dará unas satisfacciones inmensas, os lo aseguro.

Saludos.

P.D.: Me tenéis a vuestra entera disposición a través de este foro.
Responder Con Cita top
Los siguientes 31 usuarios han agradecido a jomeca su comentario:
[ Mostrar/Ocultar listado de agradecimientos ]
  #2  
Viejo 03/02/17, 21:11:36
Array

[xs_avatar]
Galaxo60 Galaxo60 no está en línea
Usuario muy activo
 
Fecha de registro: nov 2015
Mensajes: 2,051

@PALMATRON
Ojalá se pudiera adherir el tópico junto con el otro.

Excelente tutorial, me hubiera gustado que alguien me lo explicara así de fácil cuando estuve aprendiendo todas estas cosas, pero me tocó varias semanas de investigación y lectura para entender más o menos cómo funciona el tema de la foto, aunque aún tengo mucho que aprender.

¡Felicidades por el buen trabajo!


Última edición por Galaxo60 Día 03/02/17 a las 21:12:27. Razón: ue
Responder Con Cita top
El siguiente usuario ha agradecido a Galaxo60 este post:
  #3  
Viejo 03/02/17, 22:32:11
Array

[xs_avatar]
PALMATRON PALMATRON no está en línea
Super Moderador de HTCMania
· Votos compra/venta: (1)
 
Fecha de registro: ago 2009
Mensajes: 34,282

Buenas:

Muchísimas gracias @jomeca: por este nuevo tutorial.

Acostumbrado al "sacar y disparar", me queda mucho por aprender, y más después de leer lo que esta cámara nos puede ofrecer, independientemente de los distintos updates de firmware que (se supone), Huawei nos va a brindar.

Tendré que probar y probar. Descartar y volver a probar para sacarle todo el provecho que parece tiene esta Leica que incorpora el Mate 9.

A ver si saco un poco de tiempo, me pongo "las pilas" y aprovecho las bonitas estampas que me brinda la tierra donde vivo.

SalU2.

P.D: Adherimos también este tutorial. Sería una pena perderlo.
Responder Con Cita top
Los siguientes 4 usuarios han agradecido a PALMATRON su comentario:
[ Mostrar/Ocultar listado de agradecimientos ]
  #4  
Viejo 04/02/17, 09:30:47
Array

[xs_avatar]
SpeedyGonsales Hombre SpeedyGonsales no está en línea
Usuario muy activo
· Votos compra/venta: (1)
 
Fecha de registro: jul 2008
Localización: ISS en Orbita Geoestacionaria
Mensajes: 1,010
Modelo de smartphone: Huawei Mate 9 / Huawei Watch 2 / Nexus 7 2013
Tu operador: Pepephone
Mil gracias de nuevo @jomeca :)

Enviado desde mi MHA-L29 mediante Tapatalk
Responder Con Cita top
El siguiente usuario ha agradecido a SpeedyGonsales este post:
  #5  
Viejo 09/02/17, 00:27:03
Array

[xs_avatar]
daloch Hombre daloch no está en línea
Usuario muy activo
 
Fecha de registro: nov 2012
Localización: Barcelona
Mensajes: 664
Modelo de smartphone: Huawei Mate 9
Tu operador: Vodafone
Sencillamente espectacular.

Muy buen trabajo y fantásticamente explicado. Seguro que a muchos compañeros les irá de perlas para aprender!!

Muchas gracias!!!
Responder Con Cita top
El siguiente usuario ha agradecido a daloch este post:
  #6  
Viejo 09/02/17, 00:38:34
Array

[xs_avatar]
jomeca Hombre jomeca no está en línea
Usuario muy activo
 
Fecha de registro: nov 2010
Localización: Vivo en un mundo de locos
Mensajes: 814
Modelo de smartphone: Huawei Mate 9 Pro
Tu operador: R Móvil
 Cita: Originalmente Escrito por daloch Ver Mensaje
Sencillamente espectacular.

Muy buen trabajo y fantásticamente explicado. Seguro que a muchos compañeros les irá de perlas para aprender!!

Muchas gracias!!!
Gracias daloch... me alegra mucho que sea de tu agrado y aprobación...
Responder Con Cita top
  #7  
Viejo 09/02/17, 16:44:42
Array

[xs_avatar]
ArdiLarruz Hombre ArdiLarruz no está en línea
Team MyaROM
· Votos compra/venta: (6)
 
Fecha de registro: jul 2014
Localización: Cartagena
Mensajes: 2,001
Modelo de smartphone: Mate 9
Tu operador: Orange
Muchas gracias compi, magnifico tutorial
Responder Con Cita top
El siguiente usuario ha agradecido a ArdiLarruz este post:
  #8  
Viejo 14/02/17, 12:53:32
Array

[xs_avatar]
pozainax Hombre pozainax no está en línea
Usuario muy activo
 
Fecha de registro: mar 2013
Localización: Trabajo
Mensajes: 716
Modelo de smartphone: Huawei Mate 9
Tu operador: R Móvil



Responder Con Cita top
El siguiente usuario ha agradecido a pozainax este post:
  #9  
Viejo 14/02/17, 18:01:18
Array

[xs_avatar]
yog-sothoth Hombre yog-sothoth no está en línea
Miembro del foro
 
Fecha de registro: feb 2009
Localización: Calella
Mensajes: 406
Modelo de smartphone: Huawei Mate 9
Tu operador: Orange
WOW!

Muchas gracias jomeca! Me está aclarando un montón de dudas y, lo mas importante... Dudas que ni sabía que tenía jajajaja

Mi manual de cabecera para sacar partido a la cámara

Muy buen trabajo

Un saludo
Responder Con Cita top
El siguiente usuario ha agradecido a yog-sothoth este post:
  #10  
Viejo 23/02/17, 15:43:36
Array

[xs_avatar]
gehnna Hombre gehnna no está en línea
Usuario muy activo
· Votos compra/venta: (19)
 
Fecha de registro: jun 2009
Localización: Gran Canaria
Mensajes: 4,002
Modelo de smartphone: Mate 9
Tu operador: Pepephone
tremendo @jomeca voy a imprimir para leerlo con calma. Grandisimo trabajo.
Responder Con Cita top
El siguiente usuario ha agradecido a gehnna este post:
  #11  
Viejo 28/02/17, 22:35:26
Array

[xs_avatar]
antoniopes Hombre antoniopes no está en línea
Miembro del foro
 
Fecha de registro: abr 2011
Localización: MALAGA
Mensajes: 53
Modelo de smartphone: Huawei Mate 9
Tu operador: Vodafone
Muchas gracias @jomeca por los dos tutoriales. Incluso me he hecho un esquema para empezar a asimilar la información.Tengo el telefono desde hace 15 días y quiero sacarle partido al modo profesional. Un saludo
Responder Con Cita top
El siguiente usuario ha agradecido a antoniopes este post:
  #12  
Viejo 28/02/17, 23:31:54
Array

[xs_avatar]
jomeca Hombre jomeca no está en línea
Usuario muy activo
 
Fecha de registro: nov 2010
Localización: Vivo en un mundo de locos
Mensajes: 814
Modelo de smartphone: Huawei Mate 9 Pro
Tu operador: R Móvil
 Cita: Originalmente Escrito por antoniopes Ver Mensaje
Muchas gracias @jomeca por los dos tutoriales. Incluso me he hecho un esquema para empezar a asimilar la información.Tengo el telefono desde hace 15 días y quiero sacarle partido al modo profesional. Un saludo
Gracias. Me alegro @antoniopes que sean de tu utilidad. Por aquí me tienes para cualquier cuestión en la que pueda ayudarte. Saludos.

Enviado desde mi LON-L29 mediante Tapatalk
Responder Con Cita top
El siguiente usuario ha agradecido a jomeca este post:
  #13  
Viejo 18/03/17, 08:47:27
Array

[xs_avatar]
kacarot kacarot no está en línea
Usuario muy activo
· Votos compra/venta: (1)
 
Fecha de registro: dic 2011
Mensajes: 9,741
Tu operador: Movistar

Gracias JOMECA por tu tiempo y por compartir.

Salud2

Enviado desde mi Nexus 10 mediante Tapatalk
Responder Con Cita top
El siguiente usuario ha agradecido a kacarot este post:
  #14  
Viejo 25/03/17, 20:19:06
Array

[xs_avatar]
TonyAuditore TonyAuditore no está en línea
Usuario muy activo
 
Fecha de registro: sep 2011
Localización: BCN
Mensajes: 957
Modelo de smartphone: LG G4 / Moto G / GALAXY S I9000
Tu operador: Vodafone
 Cita: Originalmente Escrito por jomeca Ver Mensaje
Bueno, pues comenzamos con el segundo y último mini-tuto para controlar mejor la cámara de nuestro Mate 9/9 Pro en su modo Pro. Es importante practicar mucho los conceptos vistos en el primer tuto. Es la auténtica base de la fotografía digital. Sin ellos, los que vamos a ver en este tuto, carecerían de relevancia (y la tienen también, y mucha). Sería como tratar de correr antes de saber andar.



Como ya hicimos en el primer tuto, vamos a ver un glosario de términos que vamos a emplear con profusión en este segundo tuto.


  • Paso/Stop/F-Stop: un paso o stop es sencillamente el incremento o decremento que damos en la escala de la ISO o en la de Velocidad de obturación. Se refiere al incremento o decremento inmediatamente superior o inferior en dicha escala. Es decir, p.e., en la escala ISO si pasamos de 50 a 100 hemos incrementado un paso o un stop. Si pasamos de 50 a 125 hemos incrementado 2 pasos o stops. Al revés, de 100 a 50 o de 125 a 50, habríamos bajado uno o dos pasos/stops respectivamente. El término f-stop es el mismo concepto, pero aplicado específicamente al diafragma (no lo vamos a utilizar).
  • Sombras y Brillos (o altas luces): estos dos conceptos son muy importantes a la hora de lograr una buena exposición. Los vamos a controlar mediante los parámetros principales de exposición. Con ello evitaremos que una exposición resulte demasiado oscura o subexpuesta (en ese caso se dice que se va demasiado a las sombras, llegando casi al negro) o, por el contrario, quede demasiado “quemada” o sobrexpuesta (se dice que tiende demasiado a los brillos o altas luces, o a un blanco nuclear).
  • Rango Dinámico (Gama tonal): El Rango Dinámico (Dynamic Range) representa la cantidad de luz que es capaz de captar, distinguir y representar una cámara. En el caso de las cámaras, el rango dinámico mide el conjunto de tonos que es capaz de distinguir y de tomar en una fotografía, desde los más oscuros hasta los más claros.
  • Formato RAW: este es el formato nativo de las imágenes en las cámaras profesionales. Nos permite después de hecha la foto, tener un control total sobre ella a través de un software de postprocesado (Photoshop, Lightroom, Camera RAW, etc.) y poder revelarla a nuestro antojo. Este formato y su posterior revelado, nos permite poder ver la foto, trastocando algunos parámetros de disparo, como si estuviésemos volviendo a realizar esa foto en el mismo lugar (pero desde nuestro ordenador).
  • Histograma: el histograma es un gráfico bidimensional de la imagen que refleja de forma visual y gráfica (y muy precisa) los niveles de luces y sombras que tiene nuestra foto. Es una ayuda tremenda “in situ” cuando estemos fotografiando. Este gráfico lo podemos ver al editar la foto desde el móvil con la opción “ver y editar”. Una vez abierta la foto, si pulsamos el icono de una “i” rodeada de un círculo en la parte superior derecha, tenemos toda la Info de la imagen, incluido el histograma (hablaremos sobre él más adelante).
  • Datos Exif: los datos Exif (Exchangeable image file format) son los metadatos de nuestra imagen, es decir, la información completa de la exposición, además de otros parámetros. Es el ADN de nuestra foto, para cuando queramos ver la información o incluso editarla o postprocesarla.



En este segundo tuto, vamos a ver los Parámetros auxiliares de exposición y corrección: modo de enfoque (AF), compensación de la exposición, balance de blancos (WB), medición de la exposición, luz auxiliar de AF, bloqueo de la exposición, bloqueo de AF, bloqueo del balance de blancos, Formato RAW el Histograma de luminancia.



¿Por qué he dado en llamarles “auxiliares”? ¿Son menos importantes?... No. Lo que sucede es que con los tres parámetros “principales” (los del tuto 1), es como ponemos a la cámara en situación de “ver” o exponer, inicialmente, lo que tiene a su alrededor, en la escena. Pero a veces, no siempre lo que ve, lo ve de la manera más adecuada. Las cámaras, necesitan de correcciones “oftalmológicas” también. Y es ahí donde entran los parámetros auxiliares de exposición y/o corrección.



Antes de seguir, os explico en pocas líneas cómo ven las cámaras. ¿Habéis visto esos documentales donde nos muestran la visión de los ofidios? ¿La forma tan curiosa de percibir la luz a través de manchas coloreadas, tonos e intensidades distintas? Pues la cámara es algo parecido. Las cámaras tienen, al igual que nosotros, una capacidad dada para captar un rango de tonos (rango o gama tonal o también rango dinámico) (ver glosario de términos), que es el rango de tonos que va desde el negro más negro hasta el blanco más puro. Claro que esa gama tonal que capta una cámara, nunca coincide con la gama tonal real de la escena ¡Ni la humana! aun siendo infinitamente más perfecta. Esa gama tonal de la cámara es mucho más limitada y depende fundamentalmente de su sensor (su retina), aunque la óptica también juega su papel, y muy importante. Cuando hablamos de sensores de cámaras en un teléfono móvil, estamos hablando, como imaginaréis, de sensores muy pequeños (y en este asunto, el tamaño importa… y muchísimo) y por lo tanto tenemos mayores limitaciones. Pero también pasa en las cámaras compactas y en réflex (diferentes tamaños de sensor). Por lo tanto, cuando se mide una exposición con los tres parámetros básicos de exposición (la cámara o nosotros), no siempre sucederá que sea la exposición más adecuada (aunque se pueda acercar mucho). Entonces tendremos que hacer de oftalmólogos y aplicar las correcciones pertinentes, según nuestro criterio en ese momento (acordaros de lo que decíamos en el tuto 1 sobre la exposición: que el resultado final NOS parezca a nosotros algo agradable).



Claro que, para ver el resultado final, normalmente acudimos a la pantalla de la cámara o móvil (que son fantásticas hoy en día) y eso puede engañar, y muchísimo más de lo que pensáis. Cuantas veces habréis sacado fotos, os vais tan contentos para casa, después las descargáis a un ordenador y… ¡ups, chasco! Pues bien, la cámara de nuestro móvil nos da una herramienta casi infalible, la mejor sin lugar a dudas, y muy precisa, para escrutar nuestras tomas en ese rango tonal y ver desde el mismo móvil, si al llegar a casa nos vamos a llevar o no, un chasco. Es el Histograma. Hablaremos de él al final del tuto.



Dicho lo anterior, no vayas a pensar que lo primero que vas a hacer cuando salgas de casa con la cámara es empezar a ajustar los parámetros básicos de la exposición como un desaforado. No. Será lo segundo o tercero que hagas. ¿O por solo saber manejar los tres pedales del coche y el cambio ya está? ¿Los manejas de igual manera con nieve, lluvia, ciudad, carretera comarcal, autopista…? ¿Adaptas tu forma de conducir a las circunstancias?... imagino que sí.



En fotografía es lo mismo. Sabes manejar ya los tres pedales (ISO, Velocidad de obturación y Diafragma) pero ahora antes de sentarte y pisar pedales o empezar a manejar los parámetros, has de ver el escenario donde te encuentras, donde te vas a desenvolver, evaluar la luz con respecto al sujeto que elijas fotografiar (persona/retrato, paisaje, niños jugando, etc.) y en consecuencia ajustar algunos parámetros, que yo he convenido en llamar auxiliares (pero muy importantes) porque van a preparar el terreno unos, y mejorarlo otros, o sea a “auxiliar” a los básicos (cuando empieces a manejarlos).



El orden en que los voy a tratar, no es aleatorio. Tiene una secuencia, dentro de ese flujo de acciones. Antes de echar el visor y el punto de enfoque a nuestro ojo y empezar a exponer y disparar, conviene que tengas en cuenta los dos primeros (Medición de la luz y el Balance blancos) y tengas decidido el tercero (Modo de enfoque AF). Una vez hecho esto, podrás comenzar a exponer en condiciones. Será después de exponer, probar y comprobar cuando puedas aplicar el cuarto ajuste, el de la Compensación de exposición. Realmente, la comprobación, debería explicarla antes de empezar la Compensación de la exposición (esta es una consecuencia de la otra), pero dada su importancia y el ajuste especial que tenemos (Histograma), la he dejado para un apartado especial (justo después de la compensación de exposición).





Medición de la Exposición



El primero que voy a tratar, es la Medición de la Exposición (es el control de más a la izquierda que consiste en un recuadro con un contenido variable según elijamos uno de sus tres valores posibles). Este parámetro entra en juego nada más hayáis llegado al terreno y tengáis claro qué queréis y cómo lo queréis fotografiar. Hemos explicado cómo ve la cámara, pero ahora hay que decirla cómo queremos que mida la luz de la escena que va a ver (que vamos a ver), porque no es lo mismo que la cámara haga una medición global de la luz en toda la escena (del encuadre o enmarque que hayamos hecho), a que mida solamente una parte de esa escena/enmarque o que mida una zona puntual de la escena/enmarque.



Los valores posibles de este parámetro son:


  • Medición Matricial: La idea que subyace en esta forma de medición la luz en la cámara, es la de dividir el visor en sectores o segmentos más pequeños (matriz de segmentos), entonces la cámara mide cada segmento y lo promedia. El procesador de la máquina analiza los resultados de todos los diferentes segmentos para ofrecer un ajuste de exposición global. Diferentes cámaras utilizan diferentes tipos y número de segmentos; cuantos más segmentos, se obtiene un resultado más preciso. En general, suele ser una medición bastante precisa. (No tengo información a día de hoy de cuantos segmentos utiliza nuestra cámara).
  • Medición ponderada central: Cuando se utiliza este modo de medición, la intención es poner más énfasis en el centro de la imagen y no tanto en los bordes de la misma. Cuánto énfasis, depende de cada cámara (tampoco tengo los datos técnicos de este aspecto en nuestra cámara), aunque la media es de aproximadamente 60-80% en la parte central con el otro 40-20% para los bordes. Este tipo de medición puede ser especialmente útil para determinar la exposición en un retrato o cuando el sujeto principal se encuentra cerca del centro del marco y hay zonas oscuras o claras en los bordes que no son importantes. Esta zona central (imaginaria y no visible) no la podemos mover sobre el visor a nuestra conveniencia. Siempre está fija en el centro de la pantalla.
  • Medición Puntual: La medición puntual es la más selectiva de los modos de medición, y si la utilizamos correctamente podemos obtener lecturas muy precisas. Aunque dependa de la cámara, el medidor puntual utiliza un área de tan sólo alrededor del 1%-5% del total de la imagen, de ahí el término "puntual". La ventaja de utilizar este tipo de medición es que las áreas brillantes u oscuras del encuadre o escena, quedan fuera de la zona de medición y no influyen en la lectura del medidor, lo que significa que podemos obtener una lectura muy precisa de un área específica. Aquí sí podemos mover sobre el visor el punto de medición de la luz, clicando con nuestro dedo sobre la pantalla para posicionar dicho punto de medición puntual en la zona del enmarque que queramos.



Imágenes del indicador de la medición matricial, Ponderada central y puntual, respectivamente:









En cualquier modo de medición, podemos pulsar sobre la pantalla durante un par de segundos y hacer emerger un segundo circulo con el icono de un sol, en medio del círculo del punto de enfoque. Ese nuevo circulo será el punto de medición de la exposición de la escena, que lo podemos disociar del círculo del punto de enfoque (tocándolo y arrastrándolo), para medir dicha exposición en una zona del enmarque distinta a donde está el sujeto (esto es muy útil). Pero si hacemos eso, la forma de medición pasará automáticamente a comportarse como Medición Puntual bajo cualquier modo de medición que hubiésemos elegido con anterioridad y siempre respetando los parámetros que nosotros manejemos en manual.



Bajo los tres modos de exposición: Ya sabemos “el cómo” … Pero ¿cómo sé que realmente está midiendo? ¿y cuánto mide y cómo conocer lo que mide? Muy simple. La exposición se mide en valores de ISO y velocidad de obturación ¿no? Pues en cada caso ir observando esos valores de ISO y de Obturación (en la escala de la pantalla de la cámara) para ver como la cámara capta la escena en valores de luz en cada punto o zona que mida y los va variando.



Balance de blancos (WB)

Este parámetro también entra en juego nada más llegar al terreno y decidir que vamos a fotografiar (antes de ajustar ISO y Velocidad de obturación). Muchas veces he dicho sobre este parámetro (refiriéndome más a los no iniciados) que es de los más ignorados y que es de los más importantes en muchísimas situaciones.



El Balance de Blancos (WB) se utiliza para ajustar la cámara de manera que los blancos sean realmente blancos y que los otros colores sean precisos bajo cualquier fuente de luz en la que estemos disparando.



No me voy a extender mucho sobre la explicación, pero si os diré un par de cosas sobre esto para que entendáis la importancia de este parámetro. Recordar lo que decía antes de la visión de los ofidios. Ven colores, tonos, intensidades… en definitiva, ven temperaturas de color. El sensor de la cámara ve también temperaturas de color. Ni más ni menos.



Si resulta que estamos en manual o semi-automático y no le decimos a nuestro ofidio (la cámara) que color tiene la luz dominante (y en consecuencia, qué temperatura de color) hay en la escena, pues los resultados pueden ser totalmente imprevisibles. Cada color tiene su propia temperatura que se mide en grados Kelvin (ºK).



Fijaros en un detalle práctico. Cuando estéis en un sitio que venda bombillas, observar el empaque de unas cuantas, y en todas veréis la temperatura del color de su luz. Normalmente las de luz más hacia el blanco (luz más fría) la temperatura de esos colores ronda los 6500 ºK. Las que van más al oscuro (más amarillentas y más cálidas), la temperatura del color ronda los 4000 ºK.



Pues en la escena a fotografiar, pasa igual. Hay muchas temperaturas de color, muchas fuentes de luz. Pero siempre habrá una más dominante y tenemos que decírselo a la cámara para que pueda adaptar bien su sensor y captar los colores de toda la escena en consonancia.



He visto en nuestro hilo del foro “Nuestras fotografías con el Mate 9/ 9 Pro” varias fotografías nocturnas en ciudad con un tono amarillento dominante. Se debe, casi siempre, a no haber configurado el balance de blancos a esa situación. En esas plazas suele haber lámparas de tungsteno, sodio, etc., que ofrecen esa luz como dominante y que tienen su temperatura de color. Si no ponemos este parámetro en concordancia a ello, el resultado será una foto “pintada” de un color dominante.



Por lo tanto, hay que ver la situación en que nos encontramos de luz y ajustar esto en consecuencia. Los valores posibles son:


  • AWB (Automático): Con este ajuste la cámara decidirá cuál es el balance de blancos correcto para la escena que vemos a través de la óptica. El balance de blancos se ajustará en cada fotografía que tomemos, por lo que pudiéramos no obtener un color uniforme. La mayoría de las veces no es algo malo, ya que el balance de blancos puede variar sólo unos pocos grados Kelvin entre cada disparo. La mayoría de la gente suele dejar este valor siempre ajustado.
  • Nublado (Icono de una nube): En un día nublado la luz tiene un tinte azul que puede hacer que las imágenes parezcan cálidas. Al configurar la cámara para balance de blancos nublado, se añade rojo (calor) a la imagen para que se vea más natural. También podemos utilizar el valor nublado (y muchas personas lo hacen) cuando queramos dar más calidez a cualquiera de nuestras imágenes. Mucha gente tiende al aspecto de calidez en las imágenes y dejan este ajuste por defecto. Pero esto tiene inconvenientes. Por ejemplo, si estamos disparando imágenes a sujetos con luz de puesta de sol, esa luz ambiental ya es de por sí muy cálida. Si añadimos a eso más calor ajustando la cámara al balance de blancos nublado, la piel de esos sujetos tendrá un aspecto rojizo-anaranjado demasiado cálido. De cualquier forma, probar el ajuste de balance de blancos nublado bajo varias fuentes de luz y ver lo que sucede.
  • Fluorescente (Icono de un fluorescente): La luz fluorescente suele tener un déficit de azul, por lo que los sujetos tienden a salir verdosos. Si tomamos fotos a sujetos bajo luces fluorescentes y nos salen con apariencia verde enfermizo o amarillo, ajustar la cámara al ajuste de balance de blancos fluorescente y volver a probar. La cámara sumará azul y la imagen parecerá más normal.
  • Tungsteno o Incandescente (Icono de bombilla clásica): La salida de luz de una bombilla incandescente es más bien naranja, o cálida. Si disparamos con luz incandescente, las imágenes saldrán más bien cálidas, con tonos de piel naranja y blancos que no son tales blancos. Hay una prueba interesante: probar la capacidad con el balance de blancos automático (AWB) con luz incandescente disparando una foto a un libro que esté bajo una bombilla incandescente. Observar si las páginas del libro salen rojizas o anaranjadas. Si no es así, la cámara en AWB va bien con luz incandescente. Si las páginas se ven de color anaranjado, entonces configurar el ajuste de balance de blancos a Incandescente y probar. Deberíamos notar una gran diferencia.
  • Luz solar (Icono de un sol): Cuando disparamos al aire libre bajo la luz solar directa, el color suele ser algo neutral con tendencia a ser cálido. Este ajuste equilibrará nuestra cámara para fotografiar bajo la luz solar directa.
  • Kelvin o K (Un icono con una escala): Esto nos va a permitir elegir una temperatura específica de color en grados Kelvin para nuestras imágenes. La escala nos permite elegir desde temperaturas muy frías (2800 K) hasta muy cálidas (7000 K). Es bueno ir a San Google y hacernos una idea de algunas temperaturas de color frecuentes (Buscar por Temperaturas de color).



En Balance de Blancos, podemos bloquear el ajuste elegido, si pulsamos durante dos segundos sobre el icono de balance blancos en la cámara.



Modos de Enfoque (AF/Autofocus o Enfoque Automático)

Esta es una de las características donde hay que reconocer que la cámara del Mate 9/9 Pro, no ha escatimado. Ha reunido lo mejor en modos de AF que en la actualidad existe para las cámaras de móvil bajo una misma cámara (sistema híbrido), lo que hace que la precisión y rapidez del enfoque sean realmente espectaculares.



Estas tecnologías son cuatro: AF de detección de fase, AF de contraste de plano focal o también conocido como AF de detección de contraste, AF por láser y AF por medición de profundidad. Además, incorpora un sistema de estabilización óptica (OIS) de 6 ejes. (No voy a meterme en explicaciones técnicas sobre cada uno de ellos. Para los interesados, en internet tenéis bastante información sobre cada uno de ellos).



Los ajustes que podemos elegir para el modo de enfoque son tres:


  • AF-C (Modo en enfoque automático continuo o de servo continuo): Este modo de AF nos permite enfocar sobre el sujeto de forma automática. La cámara va a ajustar el enfoque a medida que movamos el visor sobre nuestro sujeto. Pero en estas circunstancias, se pueden dar dos casos: que el sujeto se mueva lenta y predeciblemente, con lo que no habría mayor problema en ir siguiéndolo y conservando el enfoque. De hecho, en esta cámara, este sistema de AF-C está pensado para eso. Pero si el sujeto va a moverse más rápido e impredeciblemente, nos veríamos obligados a hacer un barrido o panning sobre el sujeto, para que la cámara actualice el enfoque sobre el sujeto de forma automática. Si esta técnica es ya de por sí muy complicada cuando se cuenta con objetivos adecuados y más profesionales (focales largas de 150/200/300mm y más), el tratar de hacerlo bajo una longitud focal equivalente de 27mm como la de esta cámara, es como rizar el rizo, pero con paciencia se puede lograr alguna toma (hay que estar muchísimo más cerca del sujeto). Además, se complica, si cabe, aún más al no permitir en el modo Pro el modo de disparo en ráfaga (Huawei, toma nota de esto), con lo que nos veríamos forzados a ir haciendo diversas tomas sobre el sujeto, de una en una, según hacemos el barrido y claro, esa no es en absoluto la mejor forma de hacer un barrido. (Advertencia: No confundir en esta cámara esta posibilidad de usar este sistema de enfoque AF-C en conjunción con un pequeño barrido, con la opción de cámara llamada “Seguimiento de objetos”, que explicamos más adelante). Aunque este modo AF-C haga el enfoque de forma continua, podemos bloquear el enfoque, si así lo deseamos, pulsando durante un par de segundos sobre AF-C en la pantalla. Con esto logramos que el enfoque quede bloqueado sobre el punto enfocado, no actualizándose y así poder recomponer parte de esa misma escena. Esto pudiera ser útil cuando vayamos a disparar una o dos fotografías, donde es posible que deseemos bloquear el enfoque y recomponer sin cambiar el enfoque.
  • AF-S (Autofocus-Single o de servo único): En este modo de AF, enfocamos sobre el sujeto, quedando el enfoque bloqueado sobre él, no actualizándose automáticamente, lo que nos permite recomponer de nuevo la escena sin actualizar el enfoque (parecido al bloqueo en AF-C). En cada nueva escena tendríamos que volver a enfocar de nuevo. Este modo de AF es el ideal para tomar retratos y primeros planos o planos cercanos (pseudo-macro) y en general fotografías estáticas, como paisajes, donde las tomas suelen ser de una en una y de forma más o menos pausada.
  • MF (Modo manual): Aquí el enfoque lo haremos sobre un control deslizante que aparece al pulsar esta opción. Es muy simple. Enmarcamos al sujeto en la escena, y vamos deslizando dicho control hasta tener manualmente el enfoque que consideremos el más adecuado sobre el sujeto. Si el sujeto es un primer plano o plano próximo, deslizamos el control hacia la izquierda (pseudo-macro) y si el sujeto está a una cierta distancia deslizamos el control hacia la derecha (panorámica).



Aunque no está dentro de los modos de AF, hay una opción de menú (deslizando la pantalla hacia la izquierda) que se llama Luz auxiliar de AF. Está opción es muy útil sobre todo cuando estamos tratando de lograr enfoques en condiciones difíciles, de poca luz. A veces la cámara, simplemente no podrá, o tardará más de lo normal en adquirir el enfoque debido a la escasez de luz. En esas condiciones es cuando esta función es realmente muy útil.



También tenemos otra opción de menú llamada Seguimiento de objetos. Esta opción la veréis en otros sitios referida como Tracking. Una vez activada en el menú, enfocamos al sujeto, quedando el punto de enfoque fijo sobre el mismo, de manera que, si el sujeto se mueve, o nosotros movemos la cámara para seguirlo, dicho punto de enfoque va literalmente pegado a él. Esta función solo funciona bajo el modo AF-C, lo cual es lógico, ya que se supone que debemos mantener el enfoque de forma continua y automática sobre el sujeto, según este se mueva, para ir fotografiándolo a medida que movemos la cámara. Aquí nuevamente, como comentaba al explicar el modo AF-C, sería muy útil disponer de un modo ráfaga, pero nuevamente nos penalizan al no disponer de él en modo Pro (Huawei, vuelvo a repetir, toma nota de esto).



COMPENSACIÓN DE LA EXPOSICIÓN

Hemos hablado de cómo ve y mide una cámara de fotos el entorno. De los modos en las que puede medir la luz de una escena. De sus limitaciones en cuanto al rango tonal (hablaremos un poco más sobre esto más adelante). Por todo ello, y recordar lo que os decía en el primer tuto, dadas esas limitaciones (de todas las cámaras, no solo de la de nuestro terminal), no siempre es deseable dejarle el control total a la cámara y, aun así, haciéndolo, serán muchas las veces que tengamos que discrepar con ella y corregirla (ahí empezaría vuestro auténtico nivel semi-pro o entusiasta) o incluso discrepar con nosotros mismos, una vez visto el resultado (hay cámaras que tienen “vicios” o “tendencias” en las mediciones y eso se corrige con este ajuste que estamos tratando).



Os sucederá en muchísimas tomas: habéis subexpuesto (demasiadas sombras) a habéis sobrexpuesto (demasiados brillos o luces). Le dais más control a la cámara, para que lo corrija (no hacer eso, por favor. Estamos en el modo Pro. Recordarlo). Pero incluso así, la cámara se empeña en una medición que no da resultados… Volved, por favor, encarecidamente, al modo Pro. Haced vuestra medición, asegurándoos de que los parámetros sean lo más acordes a las condiciones de luz, volved a disparar. Pero la toma se sigue subexponiendo o sobrexponiendo. No pasa nada. Hay muchas veces donde las condiciones de luz son extremadamente duras (en verano de 11:00h a 19:00h. Los fotógrafos experimentados, salen de 07:00h a 10:00h y de 20:00h hasta las 07:00h del día siguiente. Son las llamadas horas doradas en fotografía) y es normal que nos suceda que la exposición se nos dispare a las altas luces o, simplemente quede corta, en las sombras. ¡Tranquilos! no todo está perdido. Viene en nuestra ayuda la compensación de la exposición.



¿Qué es eso? Pues en los escenarios que comentábamos en el párrafo anterior, habrá que discrepar de nuestra propia medición (o de la cámara) y aplicarle una corrección. Esa corrección se aplica sobre una escala que, si abrís el ajuste EV (Exposure Value o Compensación de Exposición), veréis que va desde 0 a -4 y de 0 a +4. Cada segmento completo de valores enteros, o sea de 0 a 1, 1 a 2, etc., es un paso/stop de luz (ya sabéis lo que un paso/stop). Entre cada paso/stop hay divisiones de 1/3 de paso/stop (0.3, 0.7…). Los pasos/stop positivos, añaden luz a la escena, los negativos restan luz a la escena.



Pues dicho y hecho. Según sea el problema de nuestra exposición (subexposición o sobrexposición), iremos a este parámetro y empezaremos a corregir hacia un lado u otro (añadir o restar luz). Hacerlo en pasos de 1/3, poquito a poco, disparar y comprobar.



Muy importante: cuando hagamos un ajuste de nuestra exposición mediante la compensación de la exposición, olvidaros por un momento de la Reciprocidad (a veces las reglas están para saltarlas). Las correcciones por EV, respetan nuestra exposición (caso de haber tomado nosotros el control, claro está, ya sea sobre uno o los dos parámetros básicos, según fuera el caso) Se supone que, si tenemos problemas de exposición y necesitamos contrarrestarlos, no es para volver a equilibrar la exposición por aquello de la Reciprocidad. De hecho, podéis comprobar como sobre los parámetros que vosotros controléis, la cámara los respeta, aun aplicando EV. Ya que volveríamos a las andadas. Aquí se aplica bisturí. Se quita exposición (luz) (si hay toma sobrexpuesta) o se añade (luz) (si hay toma subexpuesta). Podemos hacerlo en valores de 1/3 de paso/stop, por eso se han puesto así. Hay que afinar y no dar saltos de pasos/stops completos.



Formato RAW

Vamos a ver ¿alguien compra un Mate 9 y le pega un trozo de celofán autoadhesivo de forrar libros en la pantalla para protegerlo?... No. Y si es así, con todos mis respetos, y como dice el anuncio… ¡¡¡ERROOOOOOOOOOOOR!!!



Vamos a tratar de que nuestro terminal tenga lo que se merece y muestre sus encantos, potencial y prestaciones... porque las tiene.



Entonces, si queremos iniciarnos o ser entusiastas del modo Pro con la cámara del Mate 9 ¿vas a disparar “sistemáticamente” en modo .jpg? ¿entonces para qué los modos profesionales de fotografía nos incluyen el modo RAW? ¿para ocupar sitio en el menú? ¿y si después de una jornada de fotografía llego a casa y veo que tengo ciertos errores que podrían ser “salvables” y así mejorar o, incluso recuperar, mis fotografías? ¿y si decido dar otro aspecto artístico distinto a mis fotografías, o simplemente otra luz, tonos, etc., etc.?



El modo RAW (NEF o DNG, es lo mismo, o parecido), es el formato más profesional de disparo. Con ese archivo (que no es todavía una imagen, ojo), tenemos el carrete o negativo digital. Podemos, en casa, ponerla patas arriba, patas abajo, mirando a babor o a estribor… lo que quieras prácticamente. Recuperar partes de una foto que parecía perdida. Volver, de forma virtual desde tu casa, a posicionarte en el lugar donde hiciste la foto y cambiarle (ojo, he dicho cambiarle, no maquillarle) ciertos ajustes porque has llegado a casa y la foto no muestra lo que tú realmente estabas viendo en la escena y que querías captar en ese momento. Y, etc., etc., etc.



Y, además, porque, aunque de momento no te interese el postprocesado (que puede ser tan simple, como mejorar una foto en 5 minutos de reloj), y sí nos interese el modo Pro (por eso estamos en este tuto), nos debería interesar también la próxima sección, y para eso hago una recomendación: aunque ocupe más espacio el fichero RAW, dispara en RAW (que para algo lo han puesto en modo Pro. En ese modo, vas a tener además duplicada la foto, en DNG y JPG.



Después es cuestión de elegir y borrar lo que no nos interese. Recuerda, esto es fotografía digital y no de carrete, podemos desechar y borrar sin costes adicionales. Y las memorias hoy son asequibles).



HISTOGRAMA (y otras cuestiones de Exposición)

¿Recuerdas lo que hablábamos sobre la discordancia que podíamos tener entre lo que pueda medir o “ver” la cámara que es una buena exposición y sobre lo que pensamos nosotros que es mejor? ¿o incluso, después de haber hecho nosotros la exposición (manual o semi-automático), no estar tampoco del todo conforme con nosotros mismos? Esto en fotografía no es nada raro, es más, es bastante frecuente. Lo malo no es eso. Lo malo es darse cuenta cuando lleguemos a casa y no haber verificado esto en el campo. Hay fotos que no se pueden repetir en la vida, como las de nuestros seres queridos en momentos muy concretos. Otras las puedes disparar mil y una vez, como monumentos, paisajes, etc., (excepto si te has pegado un viaje de cientos o miles de kms., para llegar a casa de vuelta y ver el desastre).



Solemos fiarnos demasiado de nuestra percepción visual para decidir si una exposición ha sido buena. Claro, tenemos pantallas en los móviles cada día mejores y nos parece que ese simple escrutinio de la imagen sobre la pantalla en ese momento, es definitivo. Y a veces sí lo es, pero otras no. Problemas de contraste en la pantalla, el sol, la suciedad de la pantalla, la pantalla que está medio resquebrajada, etc., etc.



El caso es que la fotografía Pro DIGITAL, y nuestra cámara no es una excepción, nos da una herramienta impecable, exactísima para ver cómo es la exposición de nuestra imagen. Y pongo DIGITAL (en mayúscula) porque nuestros predecesores del mundo de la fotografía, los que usaban película o carrete, ya hubieran querido tener semejante herramienta para ahorrarse un pastizal muchísimas veces. Esa herramienta se llama Histograma.



Podemos acceder al histograma de la imagen, bien desde la cámara o desde la app Archivos del móvil. Al abrir la imagen capturada, aparecerá un icono de una “i” (información) rodeada de un círculo en la parte suprior derecha de la imagen. Si clicamos sobre “información” obtendremos el histograma y los datos exif de la imagen.



¿Y qué es el histograma? Un histograma es una representación bidimensional de las imágenes en forma gráfica (es como una montaña o una serie de ellas juntas). Hay dos tipos de histograma en pantalla (el Mate 9 nos ofrece los dos), pero el histograma realmente importante para nosotros, de momento, es el llamado de luminancia (de color blanco en el Mate 9) que es al que debemos prestar atención sobre los otros de colores (RGB). Los otros son igualmente gráficos bidimensionales, pero representan los diferentes canales de color RGB de la exposición (no nos interesan ahora). Al decir luminancia nos referimos a la luz, y más concretamente a las sombras y brillos o altas luces (ver el glosario de términos al principio del tuto) y es el más valioso para evaluar nuestras exposiciones.



Un histograma de luminancia, se parece a esto (el relleno del gráfico puede ser negro o blanco. En el Mate 9, es blanco):





El gráfico representa toda la gama tonal que la cámara puede capturar (recordar que hablábamos de esto al inicio de este tuto), desde los blancos más blancos a los negros más negros. El lado izquierdo representa el negro, yendo hasta el lado derecho, lo que representa al blanco (entre el negro y el blanco, si observáis la parte superior del gráfico, están representados el resto de tonos, oscuro, medio y luminoso). Las alturas de los picos representan el número de píxeles que contienen esos niveles de luminancia (un pico alto en el medio de la gráfica, significará que nuestra imagen contiene una gran cantidad de píxeles de brillo-medio). Esto a simple vista, en la pantalla de la cámara viendo la imagen, es muy difícil de captar. Pero si vemos el histograma, sin embargo, podremos ver la información de forma más fácil. En la mayoría de los casos, trataremos de obtener un histograma en el cual el pico más grande del gráfico esté en la zona media (brillos medios) y con dicho pico descendiendo hacia los bordes laterales del gráfico, pero sin cortar dichos bordes laterales verticales. Este tipo de histograma nos indica que hemos capturado toda la gama de tonos, desde el oscuro al luminoso, en nuestra imagen. Y es aquí donde realmente obtenemos información útil sobre nuestra exposición.



Si al evaluar un histograma vemos que sus laderas descendentes cortan los laterales izquierdo o derecho (eje vertical izquierdo y derecho) del gráfico (gráfica cortada), significa que estamos ocultando o perdiendo detalles de la imagen, porque la imagen va a estar subexpuesta (caso de cortar el eje de Negros) o sobrexpuesta (caso de cortar el eje de Blancos). Esto quiere decir que estaremos tratando de grabar valores que son demasiado oscuros o claros para que el sensor de la cámara los registre con precisión. Suele ser una indicación de sobrexposición o subexposición. También, y muy importante, significa que necesitamos corregir la exposición, ya que los detalles importantes no se registrarán, como pueden ser los píxeles sólidos negros o blancos (que es lo que sucede cuando las laderas descendentes del gráfico, producen un corte en los laterales del gráfico). Es el caso, p.e., de cuando obtenemos esos cielos blancos (y no azules) porque hemos sobrexpuesto la toma.



Hay situaciones, donde algún corte lateral de la gráfica es aceptable. Si estamos fotografiando una escena en la que el sol esté en mitad del enmarque, vamos a cosechar, con toda seguridad, cortes en el lateral del histograma, porque el sol es excesivamente brillante como para poder retener sus detalles. De igual forma, si disparamos a algo verdaderamente negro (un túnel sin iluminar en la medianoche), habrá zonas de auténticos negros sin ningún detalle. Pero en estos casos, digamos más extremos, nuestro objetivo principal debe ser el asegurarnos de no recortar información visual "importante", como los tonos de piel en un retrato, p.e., y eso lo lograremos estando atentos al histograma.



Si echamos un vistazo a la siguiente figura, el histograma que nos muestra tiene un sesgo fuerte hacia la izquierda con casi ninguna parte del gráfico aproximándose al lado derecho. Este es un buen ejemplo de la apariencia de un histograma de una imagen subexpuesta:





De igual manera, si vemos la siguiente imagen, vemos el histograma correspondiente a una imagen sobrexpuesta (mucho sesgo a la derecha):





Finalmente, la siguiente imagen podría ser la de un histograma correspondiente a una imagen bien expuesta. A pesar de que hay dos picos distintos en el gráfico, hay una distribución uniforme a través de todo el histograma. Eso es lo importante, hemos capturado todo el rango tonal que el sensor de nuestra cámara es capaz de captar:





Cuando decidamos corregir la exposición, porque el histograma así nos lo refleje, lo normal (en función de cómo sea la gráfica), es que sea suficiente con pequeños ajustes de exposición, hechos a través del parámetro/ajuste que hemos visto anteriormente llamado Compensación de la exposición. En otras ocasiones, serán necesarios ajustes algo mayores, que bien podrían ser a través de ese mismo parámetro.



Si esas correcciones no fueran posibles (rarísimo, ya que tenemos compensación en el rango de +4 a -4), se deberá a condiciones de luz muy duras. Entonces te recomiendo que cojas el control totalmente manual de la exposición. Pero recuerda, hay situaciones donde un histograma o gráfica cortada (subexpuesta o sobrexpuesta) es admisible e incluso inevitable (con una cámara de teléfono móvil).



HDR (Mención aparte, aunque no disponible en modo Pro)

Me ha parecido oportuno dedicarle unas líneas a la técnica HDR que tenemos en la cámara. HDR (High Dynamic Range / Alto Rango Dinámico) es una herramienta muy útil en esas situaciones donde el rango tonal de la escena a capturar es muy grande y nuestra cámara, o su sensor, no puede abarcar todo ese vasto rango (recordar que la cámara tiene una capacidad limitada de ver los rangos tonales).



El HDR no es una técnica que se deba utilizar a discreción en cualquier lugar, momento o situación de iluminación. En esas situaciones o escenas, donde ya hemos comentado varias veces, en las que tenemos sombras muy fuertes, muy negras, muy oscuras y a la vez brillos también muy fuertes (o sea, altos contrastes tonales), la cámara en ese tipo de situaciones, se pierde, se confunde, porque su rango tonal o dinámico, es mucho más limitado que el nuestro, y hará mediciones que o bien tiendan a las sombras o bien tiendan a los brillos, según nosotros hayamos expuesto. No será capaz de evaluar esa escena de forma ponderada y sacarnos una toma donde veamos perfectamente nítido que sucede, o que contienen, las sombras fuertes y a la vez que contienen, de forma también nítida, los brillos fuertes o altas luces (los extremos del histograma, sombras y brillos).



Si nosotros ante ese tipo de escenario hacemos la exposición normalmente, haciendo que la cámara mida en la zona de sombras ¿Qué sucede? Pues que la cámara al tener que medir sombras va a subir la ISO y va a poner una velocidad de obturación lenta, para captar más luz, ya que entiende que hay sombra. Resultado: tenemos una toma buena para las sombras, con todos sus detalles, pero las zonas de brillos o expuestas al sol, al ser tomadas con la medición de la cámara para sombras (ISO altos y bajas velocidades) saldrán totalmente blancas o quemadas, sin ningún tipo de detalle.



Y si exponemos a la zona de brillos, la cámara medirá los brillos, y sucederá lo contrario. La cámara al ver brillos, baja ISO y sube mucho la velocidad de obturación, porque entiende que la escena tiene luz sobrada. Resultado: que en la escena veremos bien las zonas de brillos, pero las zonas de sombras saldrán oscuras, o incluso negras, sin detalle alguno.



Este tipo de escenarios de luz dura (brillos y sombras fuertes), son ideales para el HDR, ya que básicamente lo que hace el HDR es hacer varias mediciones: una normal y global al escenario de luz fuerte, otra medición subexpuesta y otra medición sobrexpuesta. Con esas tres mediciones, ha capturado todo el rango tonal, o al menos mucho más rango tonal que con una sola medición. Entonces, superpone las tres mediciones y saca un único resultado ponderado de dichas mediciones que se aproxima mucho más a lo que nosotros percibimos y a la realidad de la escena, ya que coge más rango tonal.



En nuestra cámara (aunque no documentado en el manual), el modo HDR tiene la posibilidad de variar la compensación de la exposición en una escala vertical de +4 a -4, en el lateral del punto de enfoque, de manera que podamos hacer un HDR final más o menos expuesto también.



Decir finalmente, que el proceso HDR lo hace la cámara directamente. Pero yo os voy a dar una pista para hacer un HDR más profesional. Buscad un punto de apoyo para la cámara. Poner la cámara en enfoque AF-S. Elegir el modo de medición que mejor vaya con la escena. Exponer como lo haríais normalmente y hacer un disparo. Sin mover mucho la cámara, cambiar el EV (compensación de la exposición) a +1 y dispara nuevamente. Repetir con EV a -1 y disparar. Tenéis tres fotografías: una normal, otra subexpuesta y otra sobrexpuesta. En un software HDR (hay muchos) las combináis y tendréis el HDR final.



Pero si en vez de tres tomas con EV0, EV+1 y EV-1, hacéis cinco tomas con EV0, EV+1, EV-1, EV+2 y EV-2, tendréis cinco tomas, las combináis en el software HDR y tendréis un buen HDR final, mucho mejor todavía que el anterior, con mucho más rango tonal.



CONCLUSIONES SOBRE LA CÁMARA DEL MATE 9/9 PRO

Me disculparéis si me tomo la libertad de hacer mi propio epílogo sobre la cámara del Mate 9/9 Pro. Pero una vez vista y analizada la cámara, no puedo por menos decir que estamos ante una “grandísima” cámara, a la altura de lo que hoy se puede esperar de una gran cámara en un terminal móvil, totalmente profesional y con las limitaciones que todavía tiene el mundo de la fotografía digital móvil con respecto al resto de la fotografía digital.



Si hace tan solo tres años atrás, me hubiesen dicho que una cámara de un terminal móvil podría llegar a estos niveles, hubiera tenido ciertas reticencias (ojo, hay otros terminales móviles con cámaras también extraordinarias). No se trata de si en una review Pepito dice que de 0 a 10 le da 9, y zutanito le da 8,5. Sinceramente, no me interesa demasiado ese tipo de debate que se genera a posteriori en torno a las puntuaciones cuando tenemos algo bueno delante de nosotros. Y objetivamente, lo tenemos.



Atrás debe quedar, para ponderar un juicio equilibrado sobre la calidad de la cámara, si otras cámaras ofrecen imágenes con más brillo y/o saturadas (y las hay). Y otras, posiblemente esta, tengan tonos no tan saturados. Pero nos han ofrecido una cámara para el que quiera obtener tomas muy profesionales, pueda hacerlo. Incluso, si quiere meterse en el postprocesado, pueda también saturar sus imágenes como cualquier otro fabricante lo haría. No olvidar que el resultado final de lo que vemos en la pantalla de la cámara (saturado o no) forma parte del resultado de un postprocesado interno en la propia cámara que ese fabricante quiere ofrecer. Esto pasa también en las mejores cámaras profesionales réflex. Todo es modificable, mejorable mediante software, pero las firmas (y pienso que aquí juega la certificación de Leica), son fieles a un estilo.



Espero que estos dos tutos puedan contribuir a que aquellos de vosotros que no seáis iniciados en la fotografía digital Pro móvil, le empecéis a coger cariño. Os dará unas satisfacciones inmensas, os lo aseguro.



Saludos.



P.D.: Me tenéis a vuestra entera disposición a través de este foro.


Muy buena exposición. Esta info la habéis visto alguno en video?


Enviado desde mi iPad utilizando Tapatalk
Responder Con Cita top
El siguiente usuario ha agradecido a TonyAuditore este post:
  #15  
Viejo 26/03/17, 00:30:04
Array

[xs_avatar]
jomeca Hombre jomeca no está en línea
Usuario muy activo
 
Fecha de registro: nov 2010
Localización: Vivo en un mundo de locos
Mensajes: 814
Modelo de smartphone: Huawei Mate 9 Pro
Tu operador: R Móvil
 Cita: Originalmente Escrito por TonyAuditore Ver Mensaje
Muy buena exposición. Esta info la habéis visto alguno en video?


Enviado desde mi iPad utilizando Tapatalk
Gracias @TonyAuditore. ¿Te refieres a si este tipo de información, o similar, está disponible en vídeos? Pues sí, en la red hay bastante material disponible.
Responder Con Cita top
  #16  
Viejo 26/03/17, 00:33:40
Array

[xs_avatar]
TonyAuditore TonyAuditore no está en línea
Usuario muy activo
 
Fecha de registro: sep 2011
Localización: BCN
Mensajes: 957
Modelo de smartphone: LG G4 / Moto G / GALAXY S I9000
Tu operador: Vodafone
 Cita: Originalmente Escrito por jomeca Ver Mensaje
Gracias @TonyAuditore. ¿Te refieres a si este tipo de información, o similar, está disponible en vídeos? Pues sí, en la red hay bastante material disponible.


Buscare. Tengo mayor retentiva si lo veo hacer. Aunque la verdad es que está tan bien explicado que se entiende a la perfección.
Saludosss


Enviado desde mi iPad utilizando Tapatalk
Responder Con Cita top
El siguiente usuario ha agradecido a TonyAuditore este post:
  #17  
Viejo 26/03/17, 01:01:17
Array

[xs_avatar]
jomeca Hombre jomeca no está en línea
Usuario muy activo
 
Fecha de registro: nov 2010
Localización: Vivo en un mundo de locos
Mensajes: 814
Modelo de smartphone: Huawei Mate 9 Pro
Tu operador: R Móvil
 Cita: Originalmente Escrito por TonyAuditore Ver Mensaje
Buscare. Tengo mayor retentiva si lo veo hacer. Aunque la verdad es que está tan bien explicado que se entiende a la perfección.
Saludosss


Enviado desde mi iPad utilizando Tapatalk
Gracias @TonyAuditore, si te puedo ayudar me tienes a tu disposición.
Saludos

Enviado desde mi LON-L29 mediante Tapatalk
Responder Con Cita top
El siguiente usuario ha agradecido a jomeca este post:
  #18  
Viejo 01/04/17, 23:55:29
Array

[xs_avatar]
Krathoss Hombre Krathoss no está en línea
Usuario poco activo
 
Fecha de registro: mar 2017
Mensajes: 11
Modelo de smartphone: Huawei mate 9
Tu operador: Vodafone
Impresionante aporte, gracias por tu tiempo, @jomeca

Enviado desde mi MHA-L09 mediante Tapatalk
Responder Con Cita top
El siguiente usuario ha agradecido a Krathoss este post:
  #19  
Viejo 26/04/17, 23:01:04
Array

[xs_avatar]
Carol08 Mujer Carol08 no está en línea
Usuario poco activo
 
Fecha de registro: abr 2017
Localización: Madrid
Mensajes: 5
Modelo de smartphone: Huawei mate 9
Tu operador: Vodafone
Si el primer tutorial me gusto, este seguro que me va gustar igual o más... Deseando leerlo. Muchas gracias por toda tu ayuda
Responder Con Cita top
El siguiente usuario ha agradecido a Carol08 este post:
  #20  
Viejo 11/05/17, 18:46:32
Array

[xs_avatar]
laacademia_2013 Hombre laacademia_2013 no está en línea
Miembro del foro
· Votos compra/venta: (2)
 
Fecha de registro: jul 2013
Localización: Malaga
Mensajes: 387
Modelo de smartphone: Huawe Mate 9
Tu operador: Jazztel
Que suerte la nuestra, que tu compañero tengas el mismo dispositivo es un gusto y gracias a htcmania por juntar a gente entusiasta y gente con conocimientos a la vez
Responder Con Cita top
Los siguientes 3 usuarios han agradecido a laacademia_2013 su comentario:
[ Mostrar/Ocultar listado de agradecimientos ]
Respuesta

Estás aquí
Regresar   Portal | Indice > Zona Huawei > Huawei Mate 9 / 9 PRO

Herramientas


Hora actual: 12:06:26 (GMT +1)



User Alert System provided by Advanced User Tagging (Lite) - vBulletin Mods & Addons Copyright © 2017 DragonByte Technologies Ltd.